martes, 8 de junio de 2010

“Los israelíes ignoraron las llamadas de socorro”

Sarah Colborne

Testimonio de una superviviente del ataque a la flotilla de Gaza

Robert Booth
The Guardian
Traducido del inglés por Carlos Sanchis y revisado por Caty R.
09-06-2010

dijo que las peticiones de ayuda fueron rechazadas por las tropas, que dispararon ráfagas de munición real a los activistas y esposaron al personal médico.

La primera superviviente británica del ataque al barco Mavi Marmara de ayuda a Gaza, al volver a Londres ha hablado de su terror cuando las tropas israelíes ignoraron las llamadas de socorro para asistencia médica y continuaron disparando ráfagas de munición real sobre los activistas.

Sarah Colborne, directora de campañas y operaciones en la Campaña de Solidaridad con Palestina, que estaba a bordo del buque turco cuando la armada israelí lanzó un ataque a primera hora del lunes, dio una conferencia de prensa en el centro de Londres vestida todavía con el uniforme gris de su estancia en la cárcel en Be’er Sheva, al sur de Israel. Describió cómo vio a un hombre herido de muerte por un disparo en la cabeza y cómo los pasajeros temieron por sus vidas cuando las tropas utilizaron visores láser sobre los activistas a través de las ventanas del barco.

Colborne, londinense de 43 años, insistió en que los activistas en el barco estaban en una misión puramente humanitaria y los pasajeros tenían edades entre 1 y 89 años. Afirmó que:

- Los activistas desarmados fueron tiroteados por los israelíes, que empleaban munición real;

- El número de nueve muertos probablemente aumentará, porque algunos activistas continúan desaparecidos;

- Los israelíes ignoraron las llamadas por megafonía y de los carteles escritos pidiéndoles que dejaran de disparar y que evacuaran a los heridos graves;

- Los soldados israelíes esposaron a miembros del equipo medico de los activistas que fueron enviados para ayudar a tratar a los heridos.

Colborne dijo que estaba en la cubierta cuando el asalto estaba su apogeo. “¡Parecía surrealista!”, dijo. “No podía creer que estaban haciendo lo que hacían”

“La munición real volaba por todas partes y pude oír las balas silbando y el zumbido de las palas de los helicópteros cuando los soldados se dejaban caer sobre la cubierta. Lo que vi fue a los israelíes disparando sus armas sobre civiles desarmados. Vi cómo una bala hería a alguien en la cabeza. Estaba claro que era munición real”.

Dijo que los activistas habían dispuesto un centro medico improvisado bajo la cubierta la tarde anterior después de que los barcos de la armada israelí los detectasen por radar. También repartieron chalecos salvavidas y algunos se fueron a dormir.

“Sobre las 04:10 de la madrugada me desperté, subí a la cubierta de forma que pude ver el exterior y vi pequeños botes atestados de armas y militares israelíes a toda velocidad que se dirigían hacia el barco”, dijo.

“Después aparecieron los helicópteros y utilizaron bombas sónicas y de gas… Luego tuvimos el primer pasajero herido de muerte. Lo llevaron a la parte trasera de la cubierta inferior. Le habían disparado en la cabeza”.

“Le vi. Estaba en muy mal estado y murió poco después. Las balas volaban por todas partes. Pedimos a los israelíes que detuvieran el ataque. Se lo pedimos en inglés: “No estamos resistiendo, por favor, ayuden a los heridos”. En vez de ayudar a los heridos permanecieron rodeando el salón y apuntando a las personas con visores láser.

“El capitán anunció que estaban empleando fuego real, que cesara la resistencia y que fuéramos abajo. A las 05:15 empezamos a emitir por megafonía llamadas para ayudar a evacuar a los heridos en estado crítico y para asistencia médica de emergencia: pedimos en inglés a los israelíes que detuvieran el ataque”.

Colborne dijo que pudo “ver la luz roja de los visores láser haciendo barridos sobre las cabezas de la gente”.

“Los militares israelíes nos estaban disparando,” dijo. “No teníamos armas. Hicimos dos intentos de hacer el llegar el mensaje de forma escrita. Escribimos en hebreo una señal diciendo: “¡SOS! Necesitamos asistencia médica. La gente está muriendo. ¡Urgente!”

Después de las siete de la mañana y de que los comandos hubieran tomado el control del barco, dijo que esposaron a todo el mundo utilizando ligaduras de cable, confiscaron sus teléfonos y les dijeron que se sentaran en filas en la cubierta, bajo el sol durante varias horas, antes de llevarlos a los camarotes tras varias quejas de deshidratación.

“Fue aterrador”, dijo. “Si hablabas te apuntaban con un arma”.

Dijo que después los llevaron al puerto de Ashdod, donde separaron a los hombres de las mujeres antes de subirlos en autobuses que los trasladaron a la prisión de Be’er Sheva.

A la pregunta de si el viaje mereció la pena dijo: “Esperamos que las horrible muertes de las personas no hayan sido en vano. Esperamos que esto sea una llamada de atención a nivel internacional…

“No podemos sentarnos a mirar cómo Israel viola el derecho internacional todos los días. Queremos que el Gobierno británico tome medidas para garantizar que no haya futuros ataques a los convoyes de ayuda humanitaria, se asegure de que se efectúa una búsqueda de los que siguen desaparecidos, se asegure de que las personas que están detenidas ilegalmente sean puestas en libertad y, lo más importante, que se ponga fin al sitio de Gaza”.
Fuente: www.guardian.co.uk/world/2010/jun/03/british-survivor-gaza-flotilla

Leer más...

Palestina e Israel: Preguntas y respuestas sobre un conflicto basado en el imperialismo


En lucha
6 de Junio de 2010

Tras los ataques de Israel contra Gaza las preguntas sobre el conflicto entre Israel y Palestina vuelven a surgir. En lucha trata de contestar algunas de las preguntas claves para entender el rol jugado por el imperialismo en la creación de las guerras entre árabes e israelíes y comprender mejor la situación actual.
¿Cuáles son las raíces del conflicto entre Israel y los palestinos y palestinas?

Los orígenes del conflicto se remontan a la fundación de Israel en 1948. Este estado se construyó sobre la expulsión de palestinos y palestinas después de una campaña de limpieza étnica llevada a cabo por escuadrones sionistas. A esto le han seguido 60 años de opresión continuada del pueblo palestino por parte de Israel. El sionismo —la demanda de un “hogar” judío en Palestina— apareció como un movimiento en Europa a finales del siglo XIX como respuesta al creciente antisemitismo. Al principio sólo una pequeña minoría de judíos y judías apoyó este movimiento. Los sionistas afirmaban que Palestina era “una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra”. Pero en esa tierra sí que vivía un pueblo. El movimiento sionista empezó lentamente. Al final de la I Guerra Mundial sólo había 56.000 colonos judíos viviendo en Palestina, en contraste con el millón de árabes.

Los líderes sionistas buscaron el apoyo de los poderes imperiales para que les ayudaran a tomar más tierras. Al principio eso significó colaborar con Gran Bretaña, ya que Palestina se convirtió en una de sus colonias después de la I Guerra Mundial. Tras la II Guerra Mundial buscaron el apoyo de EEUU. En 1947, la ONU diseñó un plan para partir Palestina que entregó a los colonos sionistas el 55% del país —a pesar de representar sólo un tercio de la población y poseer el 6% de la tierra. Pero ni tan sólo eso fue suficiente. En marzo de 1948 milicias sionistas lanzaron una campaña de terror para apropiarse del máximo de tierras posible. Asesinaron a centenares de árabes y llevaron a cabo una limpieza étnica de unas 750.000 personas.

Las palestinas y palestinos se desplazaron hacia Gaza, Cisjordania y otros países sumidos en la pobreza y la opresión. Mientras, Israel se quedaba con casi el 80% de la Palestina histórica. Hoy la “ley de retorno” de Israel permite a cualquier descendiente de judío inmigrar hacia Israel, pero niega a los y las palestinas el derecho de volver a su tierra. Israel conquistó el resto de la Palestina histórica en 1967. Desde entonces ha saqueado Gaza y Cisjordania brutalmente y ha reprimido cualquier tipo de resistencia u organización palestina.
¿Por qué Israel está implicado en tantas guerras?

Israel ha estado en guerra desde su fundación. Es un estado altamente militarizado, con el armamento más sofisticado proporcionado por occidente, incluyendo armas nucleares. Tiene uno de los ejércitos más modernos del mundo a pesar de tener una escasa población de 7’3 millones de personas. Este estado se ha construido sobre el poder militar por dos razones: mantener a los y las palestinas oprimidas y actuar como el “perro guardián” de los intereses occidentales en la región. Ha usado su poder para humillar a los movimientos árabes que han amenazado al dominio imperial en Oriente Próximo.

Israel se unió a Gran Bretaña y Francia en la guerra contra Egipto en 1956. Israel también entró en guerra contra Egipto, Siria y Jordania en 1967. En 1973 volvió a hacerlo de nuevo contra Siria y Egipto. Ha invadido Líbano tres veces: en 1978, 1982 y 2006. A su vez, también ha llevado a cabo numerosas incursiones en Egipto, Siria y Líbano. Bombardeó la planta nuclear de Irak en 1981. Su ejército ocupó parte del sur del Líbano desde 1978 hasta el año 2000, cuando la resistencia de Hezbolá le obligó a retirarse. El actual ataque sobre Gaza no será la última guerra de Israel. La naturaleza imperial y colonial de este estado conducirá inevitablemente a más conflictos, más bombas y más muertes.
¿Por qué Occidente apoya a Israel?

A finales del siglo XIX Gran Bretaña ocupó Egipto y pasó a controlar el Canal de Suez. Este enclave entre el Mar Rojo y el Mar Mediterráneo era clave para el poder militar y económico del Imperio Británico. Gran Bretaña temía que los crecientes movimientos nacionalistas de resistencia en el mundo árabe pudieran amenazar su control sobre el canal. Pero la I Guerra Mundial le proporcionó una oportunidad para asegurarse la frontera norte de Egipto y del Canal de Suez.

Mientras que las tropas británicas marchaban sobre Jerusalén en 1917, el Ministro de Exteriores británico, Arthur Balfour, hizo un trato con el movimiento sionista para convertir a Palestina en una colonia del imperio. Como declaró el gobernador británico de Jerusalén, el nuevo estado sionista sería como “un pequeño Ulster judío leal en un mar de potencial hostilidad árabe”. Esta relación entre Israel y el imperialismo occidental quedó resumida en un famoso artículo publicado por el periódico israelí Haaretz en 1951: “Israel se convertirá en el perro guardián. No hay ningún peligro de que Israel asuma ningún tipo de política hacia los estados árabes si ésta contradice explícitamente los deseos de EEUU y Gran Bretaña. Pero quizá, si los poderes occidentales alguna vez prefieren cerrar sus ojos, Israel puede confiar en que puede atacar uno o más estados vecinos, los cuales han mostrado su descortesía con Occidente más allá de los límites permitidos”. Cuando EEUU reemplazó a Gran Bretaña como poder dominante en Oriente Próximo, Israel cambió debidamente su lealtad.

Israel se puso a prueba otra vez cuando acabó con los ejércitos de Egipto, Siria y Jordania en la Guerra de los Seis Días. Esta victoria convenció a EEUU de que Israel era capaz de solucionar sus problemas en Oriente Próximo mientras estaba luchando para mantener el control sobre Vietnam. Los intereses de EEUU e Israel se han mantenido interrelacionados desde entonces. Cada acción de Israel ha tenido en cuenta los intereses estadounidenses. Y esta relación ha sido cada vez más importante desde la revolución en Irán de 1979 y el actual desastre de EEUU en Irak. Mientras la rabia aumenta en las calles de las capitales árabes, EEUU necesita a Israel más que nunca para que sea su “perro guardián” en Oriente Próximo.
¿No existe una historia de odio entre árabes y judíos?

Mucha gente afirma que árabes y judíos no pueden vivir juntos ya que hay una larga tradición de enemistad entre los dos pueblos. Pero esta idea no se sostiene si observamos la historia.

Las raíces de las hostilidades actuales son muy modernas y emergen del movimiento colonial sionista que ocupó Palestina. Pero antes de todo esto, cada capital árabe tenía una comunidad judía viviendo junto a sus vecinas y vecinos musulmanes y cristianos. Las y los judíos han formado parte importante de la vida de Jerusalén, el Cairo, Damasco, Beirut, Rabat, Bagdad u otras ciudades árabes desde el principio de la historia documentada. Existen cientos de nombres judíos en el monumento conmemorativo en memoria de los y las iraquíes que murieron luchando contra el colonialismo británico en los años 20 del siglo XX. Fueron una parte importante de los movimientos árabes nacionalistas y de izquierdas que crecieron en los años 20 y 30 en la lucha contra el imperialismo.

Todo esto cambió tras el establecimiento de Israel. Las y los árabes-judíos fueron forzados a irse de sus casas por los dictadores y reyes árabes impuestos por las potencias occidentales. Este proceso fue fomentado por Israel. Estas y estos árabes-judíos fueron considerados como ciudadanos de segunda clase dentro de Israel. Nunca han sido bienvenidos por las altas instancias de la sociedad israelí. Muchos se han aferrado a su cultura árabe y al sueño de volver a casa algún día. Como en muchas otras regiones del mundo, las divisiones, discordias y odios entre los pueblos de Oriente Próximo son el legado amargo del imperialismo occidental.
¿No es la “solución de los dos estados” lo mejor que podemos esperar?

Mucha gente defiende la “solución de los dos estados” al conflicto —partir la Palestina histórica en dos estados, uno para los israelíes y otro para los palestinos. Y aparentemente ésta parecería ser la solución más realista. ¿Pero cómo serían estos dos estados?

Muchos planes apuntan hacia dos pequeños estados palestinos en Gaza y partes de Cisjordania, separados el uno del otro por Israel. Las palestinas y palestinos quedarían apelotonados en estas dos minúsculas porciones de tierra, mientras que la mayor parte de la Palestina histórica se mantendría bajo control israelí. En ningún momento los millones de refugiados y refugiadas palestinas tendrían la posibilidad de retornar a sus pueblos. La cuestión del “derecho al retorno” es central para cualquier solución justa y duradera al conflicto.

Quienes defienden la solución en base a dos estados no pueden cerrar la cuestión de cómo reconciliar tierra y pueblo. En contraste, la solución en base a un solo estado —un estado multiétnico que abarcara toda la Palestina histórica— puede hacer frente a este problema aparentemente intratable. La mayoría de pueblos palestinos están vacíos —muchos son simples montañas de ruinas. Éstos podían ser reconstruidos fácilmente y devueltos a sus habitantes originarios. Quienes quisieran volver a las ciudades podrían ser fácilmente alojados. Israel ha abierto sus fronteras a millones de inmigrantes sin ningún problema. ¿No se podría hacer lo mismo con los y las palestinas?

La principal barrera a la solución de un solo estado no es por cuestiones prácticas sino a causa de la naturaleza del sionismo. Éste es un movimiento que busca crear un estado sólo para judíos y judías —y la solución de un sólo estado es totalmente incompatible con esta ideología racista.
¿No se les ha ofrecido a los y las palestinas la posibilidad de tener su propio estado en el “proceso de paz”?

A los políticos y los medios de comunicación occidentales les gusta proclamar que el proceso de paz respaldado por EEUU es la única forma de conseguir justicia para los y las palestinas y la paz en Oriente Próximo.

Los acuerdo de Oslo, firmados en 1993, se suponía que darían a las y los palestinos autonomía en el 17% de Cisjordania y en el 60% de Gaza. Esto debía significar finalmente la creación de un verdadero Estado palestino.

El levantamiento palestino de 1987, conocido como la Primera Intimada, presionó a Israel para llegar a un acuerdo. Pero Israel aún veía a Palestina como algo exclusivamente suyo y quería mantener el control sobre el máximo territorio posible. Israel permitió que Yasser Arafat, líder de la Organización por la Liberación de Palestina, se convirtiera en el líder de una nueva Autoridad Palestina. Arafat hizo grandes concesiones a Israel, lo que le permitió más tarde vigilar a su propia gente en su nombre. Israel mantuvo el control de las carreteras, recursos naturales y grandes áreas de tierra que había tomado en 1967. El total de colonos israelíes en los territorios ocupados se dobló entre la firma del proceso de paz y el año 2000. Las áreas palestinas se parecían a los “bantustanes” —los supuestamente estados negros autónomos dentro de la Sudáfrica del apartheid, que en realidad estaban controlados por el régimen racista.

El “proceso de paz” no hizo nada para mejorar las vidas de los y las palestinas. La rabia ante esta situación explotó con la Segunda Intifada en septiembre del año 2000. Israel retiró sus colonos y soldados de la franja de Gaza en 2005, pero retuvo su dominio sobre el espacio aéreo, el mar y las fronteras. Además intenta acabar con la resistencia atacando a Hamás, que ganó las elecciones a la Autoridad Palestina en 2006.
¿Cuál es el papel de las masas árabes?

En toda cuestión en Oriente Próximo se debe tener en cuenta el imperialismo. Es el imperialismo el que creó el Estado de Israel y es el imperialismo el que lo sostiene hoy en día. Las prioridades del imperialismo quizá han pasado del Canal de Suez a los campos de petróleo, pero los grandes poderes globales aún consideran a Oriente Próximo “el gran premio material de la historia de la humanidad”, como declaró en 1945 el Departamento de Estado estadounidense.

El imperialismo necesita a Israel y su “portaviones imbatible”, ya que los regímenes árabes están bajo el peligro constante de caer derrocados por revueltas populares. Esta rabia entre la gente normal y corriente en el mundo árabe se entiende también por cómo los ingresos del petróleo han sido malgastados por una pequeña élite apoyado por Occidente. Todo esto va de no tener tierras, trabajos y vivir en la pobreza pasando hambre.

En las recientes manifestaciones que se han organizado en Egipto, las y los manifestantes han gritado consignas tanto contra Israel como contra el régimen egipcio de Hosni Mubarak. Eslóganes similares se pueden escuchar en cada capital árabe. La mayor parte de los regímenes árabes también dependen del imperialismo para sobrevivir. Temen que la rabia popular por la situación en Palestina pueda provocar una ola de rebeliones como las que recorrieron muchos de los regímenes corruptos en los años 50 y 60.

Las protestas de masas de hoy en Egipto son un resultado de la rabia contra el imperialismo y el régimen egipcio. Las huelgas contra las privatizaciones y por un salario mínimo alimentan la rabia por la situación en Palestina. Esta rabia a su vez está alimentando las posibilidades de más huelgas y manifestaciones. Es por todo esto que los dirigentes árabes temen y rechazan a organizaciones de la resistencia como Hamás en Palestina o Hezbolá en Líbano. Cualquier resistencia es un desafío a Israel, a las potencias occidentales y a los regimenes árabes.

En lucha

¿Te gusta lo que decimos? Recibe más información sobre En lucha, anticapitalismo y revolución
http://www.enlucha.org

Leer más...

Israel contra el resto de la humanidad


Tras la masacre de la flotilla, la libertad de Palestina se ha convertido en una responsabilidad humana

Salim Nazzal y Kate Howarth
Countercurrents.org
Traducido del inglés por Carlos Sanchis y revisado por Caty R.
09-06-2010

La masacre a bordo del ‘Mavi Marmara’ en aguas internacionales en las primeras horas del 1 de junio de 2010 va a cambiar la cara del conflicto; de un conflicto árabe-israelí a un conflicto entre Israel y el resto de la humanidad.

A pesar de la postura predecible de Estados Unidos y su sesgado apoyo constante a Israel, con independencia de cuáles sean los hechos, el resto del mundo está indignado por el asesinato a sangre fría de pacíficos activistas humanitarios a unas 90 millas de la costa de Gaza la semana pasada, que Israel afirma que ha sido en defensa propia.

Vídeos en directo tomados en el momento del ataque muestran soldados israelíes descendiendo de un helicóptero mientras los barcos de guerra de Israel rodeaban el barco. Las personas a bordo del 'Mavi Marmara' fueron despertadas de su sueño por el ruido de los disparos.

“Oriente Próximo está hirviendo estos días”. Éstas son las palabras que se repiten a través de los medios de comunicación árabes tras lo que sólo se puede describir como un asesinato a sangre fría de civiles desarmados a manos de soldados israelíes fuertemente armados.

A medida que los relatos de los 600 testigos supervivientes del ataque se filtran a través de los medios de comunicación internacionales, las voces de condena a Israel cada vez son más fuertes.

“Me sorprendió ver a un oficial de un ejército regular apuntando a la cabeza de un niño de un año”, dijo una mujer de la delegación de Argelia a un periodista de Al Jazeera TV, al recordar el horror del ataque.

“Los soldados israelíes no parecían soldados regulares sino más bien piratas de uniforme”. Se dice que declaró otro testigo a bordo.

La consistencia de las pruebas de los muchos testigos presenciales del fatal tiroteo al ciudadano estadounidense de 19 años Furkan Dogan, no se pueden ignorar cuando se dice que un soldado israelí levantó su arma y le disparó dos veces a la cabeza. Otros supervivientes dijeron que los soldados israelíes arrojaron a la mar a dos activistas por la paz que resultaron heridos.

En Estambul miles de manifestantes clamaron venganza por la muerte de los nueve ciudadanos turcos asesinados por los soldados israelíes.

Se han recibido noticias sin confirmar de que la armada turca acompañará a la siguiente flotilla enviando mucha ayuda humanitaria necesaria para el pueblo de Gaza, que viene sufriendo un bloqueo inhumano por Israel desde hace más de tres años. Esto demostraría que Turquía no se dejará intimidar por Israel y que la ayuda para el pueblo de Gaza va a continuar.

Por lo menos Turquía, Irlanda y Grecia, todos ellos abanderados en la flotilla de la libertad de Gaza, y todas las personas a bordo, han demostrado a Israel que van a desafiar todos los intentos de impedir que la ayuda llegue a Gaza.

Turquía es miembro de la OTAN e Israel siempre se ha considerado como la vanguardia de las fuerzas occidentales en la región. Sin embargo, hay fuertes indicadores de que Occidente cada vez está más cansado de las repetidas provocaciones de Israel y de su flagrante desprecio por los derechos humanos y el derecho internacional.

“¡Ya está bien!”, dijo un político noruego en la gran manifestación que tuvo lugar en Oslo para protestar por el asalto israelí a pacíficos activistas. Otro orador dijo que la cuestión de la libertad de Palestina se ha convertido en una cuestión que compromete a la humanidad. Otros oradores exigieron una posición internacional más firme contra los repetidos crímenes israelíes.

Aunque la respuesta de algunos líderes, particularmente de EE.UU., ha dejado a la gente atónita, ha habido protestas en la mayoría de los países europeos, Oriente Medio, Estados Unidos, Canadá y en la lejana Australia que indican el mar de fondo de la oposición contra Israel. La comunidad internacional está exigiendo que se responsabilice a Israel por este crimen y que se levante el bloqueo de Gaza para permitir que el flujo de los suministros esenciales llegue a la gente.

El apoyo a Turquía, bandera del buque insignia de la flotilla atacado por las tropas israelíes, ha sido rotundo. No solamente en Oriente Próximo, sino por todo el mundo, las banderas turcas ondean por todo Oriente Próximo y el líder turco, Recep Erdogan es en la actualidad el dirigente más popular del mundo árabe.

A falta de un liderazgo fuerte y del fracaso de muchos líderes árabes para tomar la iniciativa de desafiar a Israel, algunos astutos observadores creen que la puerta está abierta para que Irán y Turquía llenen el vacío. La ceración de una fuerte alianza árabe-truca-persa en la región, unida contra los abusos sin límites de Israel de los derechos humanos y su continua amenaza sobre la seguridad mundial, moverían la región más cerca de una resolución pacífica para el conflicto palestino-israelí.

Aún quedan algunas importantes preguntas con respecto a los nuevos acontecimientos que pueden ocurrir en la región en el futuro en relación con el desarrollo del conflicto con el Estado sionista. Es complejo y llevará tiempo para desplegarse y desarrollarse. Pero una cosa es segura, que tras esta masacre perpetrada por Israel Oriente Próximo ya no va a ser el mismo. La solidaridad con Palestina nunca había sido tan fuerte como en estos días. Aunque quedan muchas dudas sobre los detalles, la dirección de la humanidad está clara: hay que parar los pies al régimen sionista de Israel.

Cuando el barco humanitario siguiente, el MV Rachel Corrie, se dirigía a Gaza, el mundo ha recordado a la joven estadounidense Rachel Corrie, cuyo nombre lleva el barco, asesinada a sangre fría cuando intentó impedir que un soldado israelí demoliera la casa de un médico palestino y su familia en el año 2003. Corrie fue arrollada por una excavadora, que retrocedió y la arrolló nuevamente rompiendo en dos su espalda. Los israelíes afirmaron que fue un desafortunado accidente. Diecisiete testigos presenciales en el lugar de los hechos afirmaron lo contrario.

El portavoz a bordo del MV Rachel Corrie dijo que los activistas humanitarios estaban decididos a romper el asedio israelí de tres años que ha llevado a la miseria y el sufrimiento, afectando principalmente a los niños, los enfermos y la población anciana de Gaza.

Debido a la tragedia de esta semana, que dejó muchos muertos a manos de Israel, la determinación de los palestinos y de quienes los apoyan es más fuerte que nunca. Iniciamos un nuevo capítulo de la ocupación de Palestina cuando la comunidad internacional enfoca una incómoda luz sobre Israel y permanece en solidaridad contra las campañas de terrorismo sionista.

Los autores de este artículo son de dos naciones oprimidas. Uno es historiador e hijo de una familia palestina expulsada de su país por los sionistas. La otra es una aborigen australiana, escritora y activista, cuya historia es un reflejo de las atrocidades y sufrimientos infligidos al pueblo palestino, por lo que siente una gran empatía por su lucha por la justicia.
Fuente: http://www.countercurrents.org/nazzal050610.htm

Leer más...

Pruebas de masacre de EE.UU en Yemen


Martes, 08 de Junio de 2010
inSurGente.org

La organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) informó hoy de que tiene unas imágenes de un misil estadounidense tomadas tras un ataque el pasado diciembre contra un supuesto campo de entrenamiento de la red Al Qaeda en Yemen, en el que murieron 55 personas, entre ellas 21 niños. En un comunicado divulgado hoy, AI afirma que el ataque se produjo el 17 de diciembre de 2009 contra la comunidad al-Ma'jalah, en el área de Abyan (sur de Yemen), en el que murieron 55 personas, incluidos 14 supuestos miembros de la citada red terrorista.

La nota agrega que el Gobierno yemení ha indicado que sus fuerzas fueron las únicas que llevaron a cabo el ataque en al-Ma'jalah, el lugar donde supuestamente hay un campo de entrenamiento de Al Qaeda.

Según la organización defensora de los derechos humanos, con sede en Londres, el misil contaba con munición de racimo.

"Un ataque militar de este tipo contra supuestos militantes sin un intento de detenerles es por lo menos ilegal. El hecho de que muchas de las víctimas fuesen mujeres y niños indica que el ataque fue totalmente irresponsable, particularmente teniendo en cuenta la posibilidad de usar munición de racimo", señaló Philip Luther, subdirector del Programa de Oriente Próximo y Norte de África de AI.

"De acuerdo con las pruebas aportadas por estas fotografías, el Gobierno de EEUU debe revelar cuál fue su papel en el ataque contra al-Ma'jalah, y todos los Gobiernos involucrados deben mostrar qué pasos tomaron para prevenir muertes innecesarias", agregó Luther.

Las fotografías permiten una identificación positiva de las partes del misil dañado, que parece ser un misil crucero BGM-109 Tomahawk, subraya el comunicado de AI.

Otra instantánea muestra otra munición que no ha explotado, del tipo que transportan los misiles BGM-109D.

Amnistía resalta que ha solicitado información al Pentágono sobre la participación de las fuerzas de EEUU en el ataque y qué medidas pudieron tomar para minimizar los muertos y heridos, pero la organización aún espera una respuesta.

"Amnistía Internacional está muy preocupada por las pruebas de que la munición de racimo pudo haber sido utilizada en Yemen, cuando la mayoría de los estados en todo el mundo se han comprometido a prohibir estos armamentos", señaló el investigador de control de armas de AI, Mike Lewis.

Fuente: elmundo

Leer más...

España aumenta un 44% su venta de armas


Las exportaciones de material militar alcanzan los 1.346 millones en 2009
Martes.8 de junio de 2010

Estremece ver los datos de esta impúdica actividad cuando se conocen los países destinatarios de nuestros artefactos bélicos, la mayoría de ellos estados del tercer mundo y/o en conflicto armado. Nota de Tortuga.

MIGUEL GONZÁLEZ - Madrid

2009 fue el peor año en medio siglo para la economía española, que perdió el 3,6% de su PIB y superó los cuatro millones de parados. Pero no fue igual de malo para todos. Las exportaciones de material de defensa alcanzaron un récord histórico, 1.346,52 millones de euros, lo que supuso un incremento sin parangón del 44,1% respecto a 2008.

Este espectacular aumento contrasta con la caída del 16% que sufrieron las exportaciones de mercancías españolas en 2009, y supone que, por vez primera, uno de cada 10 euros de productos españoles vendidos en el extranjero corresponde a armamento y equipos militares. Las estadísticas sobre exportaciones de material de defensa y doble uso figuran en un informe elaborado por la Secretaría de Estado de Comercio, que presentará mañana en el Congreso su titular, Silvia Iranzo.

Según este documento, el 39,4% de las ventas se dirigieron a países de la UE, un porcentaje similar al del año pasado pero muy inferior al de 2005 (59,8%) y 2004 (79,6%). En conjunto, los socios de la UE y la OTAN suponen el 64,78% del mercado exterior (siete puntos menos que en 2008). Destaca la venta de una cuarta fragata a Noruega (277,29 millones) y cinco aviones de transporte a Portugal (104,97 millones), y el fuerte aumento de las ventas a EE UU, que pasan de 22,3 a 55,40 millones -incluyen piezas de aviones, buques, vehículos y misiles, además de armas cortas-.

El desglose de los 474,2 millones vendidos fuera de la UE y la OTAN (el 35,2% del total) merece un análisis más pormenorizado, pues, como reconoce Comercio, en ese bloque figuran los "destinos de especial sensibilidad". A continuación se detallan los más polémicos:

- Israel. Las ventas a ese Estado en 2009 ascendieron a 790.635 euros (frente a 2,35 millones en 2008). Según el informe, esta cantidad incluye componentes de pistolas deportivas; disparos para pruebas de una torreta que equipa a vehículos de la OTAN; piezas de aeronaves que fueron devueltas tras ser enviadas por error a España; tarjetas electrónicas de procesado de imágenes para equipos con destino a Brasil; y sistemas de lanzamiento de un misil que equipa al Ejército español. Además, se vendieron cartuchos de escopeta por 127.567 euros. Mucho más importante, sin embargo, es el hecho de que en 2009 se autorizaran -y aún no se habían materializado a final de año- ventas a Israel por 2,8 millones, de los que 2,5 corresponden a bombas, cohetes y misiles.

- Marruecos. Compró material militar por 31,12 millones de euros, frente a los 113,90 millones de 2008. Entre lo vendido figuran 286 vehículos todoterreno, piezas de aviones y repuestos de armas ligeras. Pese a esta reducción, las operaciones autorizadas y pendientes de materializar suman 50,5 millones.

- Colombia. Compró un avión de transporte, con el correspondiente apoyo logístico y repuestos, por 33,3 millones.

- Venezuela. España vendió a Venezuela material antidisturbios por 841.692 euros. Además, se autorizó la venta de siete buques por 925 millones.

- Cuba. En material militar, solo se vendió un rifle de caza por 3.500 euros. En material de doble uso (civil y militar), se realizaron envíos por tres millones, fundamentalmente electrodos de grafito y sustancias químicas.

- México y Brasil. México compró dos aviones de transporte por 42 millones; Brasil, dos aviones, repuestos de blindados, munición, pólvora y componente de armas pequeñas por 46,9.

- Tailandia y el sudeste asiático. Bangkok compró repuestos para aviones y armas cortas por 526.351 euros. Se autorizó también la venta de aviones por 50 millones. No obstante, el mejor cliente de la zona fue Malaisia, que adquirió la popa de un submarino -cofabricado por Francia-, 85 vehículos de transporte de tropas, y visores nocturnos por 180,5 millones. Filipinas pagó 137.844 euros por piezas de armas deportivas, e Indonesia, 5.758 euros por armas cortas.

- India y Pakistán. India compró repuestos para buques y munición por 10,6 millones; y su vecino y rival, Pakistán, repuestos para aviones y bengalas iluminantes por 760.321 euros.

- Arabia Saudí. Pagó 5,1 millones por repuestos para aviones y munición de armas ligeras. Se autorizaron ventas por 9,3 millones en vehículos y aeronaves.

- África subsahariana. Botsuana compró dos aviones de transporte por 37,5 millones; Ghana, 30 vehículos para transporte de tropas por 2,3 millones; Ruanda, un radar por 15,2 millones; Kenia, bombas de aviación por 511.000 euros; y Gabón, repuestos de aviones por 89.858 euros.

Leer más...

El Pais apoya la anexión marroquí del Sahara en un cuadernillo sobre Marruecos


08, 2010

En la edición del lunes 7 de junio de 2010 el diario El Pais incluye un cuadernillo de 15 páginas a todo color destinado a publirreportaje sobre las bondades del Marruecos de Mohamed VI. Su nombre “Marruecos. Un país en movimiento”. El Pais sabe que Marruecos es un estado sin democracia ni libertades, sin verdadera división de poderes, al más puro estilo de las antiguas monarquías absolutistas, donde no existe libertad de prensa, donde los partidos son meras entidades creadas por el aparato de poder marroquí, donde no se respetan los derechos humanos y no hay garantías procesales y donde, durante el reinado del “moderno” Mohamed VI, no sólo no se ha avanzado económicamente, si no que la pobreza del pueblo marroquí ha aumentado de manera alarmante, a pesar de ser un país privilegiado en ayudas. Todo esto hace que para abrir el cuadernillo, que ha debido suponer enormes beneficios para el periódico, haya que taparse la nariz.

Como muestra de algunos de los temas que aparecen, el artículo “La revolución de Mohamed VI” comienza con este texto “En poco más de diez años, el Rey Mohamed VI ha cambiado la faz de su país en todos los ámbitos. Con un estilo propio, el joven monarca consigue la cuadratura del círculo: una silenciosa revolución para llevar a su país a la modernidad”. Otros artículos del cuadernillo son “Relaciones complementarias y un nuevo marco de colaboración. El Estatuto Avanzado, seguido de la primera Cumbre UE-Marruecos, confirman la sintonía entre Marruecos y Europa y tienden puentes en lo económico y lo comercial”; “De una embajada al Comité Averroes”; “El socio de Europa en Africa” (sí aunque parezca increíble se refiere a Marruecos no a Argelia); “A la conquista de nuevos inversores”; “Hacia el Magreb de las regiones” (sí, el proyecto de regionalización, la nueva forma de denominar la autonomía para el Sahara, una falacia que va en contra de la propia naturaleza del régimen y por eso es imposible que se lleve a cabo).

Y con la nariz tapada llegamos a la página donde se habla del “Marruecos sahariano”. En el artículo “El Sur también puede” se habla del “desafío de impulsar el desarrollo sostenible” en una región “que se está sacando poco a poco del olvido”. Aquí llega lo inadmisible, porque en el folleto publicitario se incluye el territorio ocupado del Sahara Occidental como parte de Marruecos, mencionando las ciudades saharauis ocupadas de Dajla, El Aaiun, Bojador, Smara o “Cabo Juby”.

En el mencionado artículo se hace referencia a las “diez provincias al Sur de Marruecos”, donde se refieren con la grafía afrancesada del invasor a “Oued Sakia el Hamra” o a “Dakhla”, en un intento por borrar la identidad y la historia saharaui que no ha sido nunca una sociedad francófona; en el artículo no se hace ningún tipo de alusión directa a que el Sahara era entonces colonizado por España, sólo que desde 1975 los poderes públicos marroquíes se han volcado en crear todo tipo de infraestructuras en la región.

Aquí es donde El País entra en terreno enfangado al publicitar alegremente la ocupación ilegal del territorio no autónomo del Sahara Occidental, pendiente aún de descolonizar y sobre el que Marruecos no tiene reconocida ningún tipo de soberanía, simplemente es el ocupante tras una invasión ilegal. Eso sin entrar en todos los atropellos que han cometido contra la población saharaui durante estos 35 años: más de 500 desaparecidos sobre una población pequeña, asesinatos, fosas comunes, torturas, presos políticos, intento de genocidio de una población indefensa con los bombardeos indiscriminados contra mujeres, niños y ancianos con ayuda francesa, saqueo incontrolado de recursos naturales, el muro de la vergüenza, miles de refugiados y apartheid contra la población saharaui que reside en los territorios ocupados… 35 años de horror maquillados de un plumazo bajo el patrocinio de el diario El País.

Esta debe ser la piedra de toque definitiva para que los saharauis y el movimiento solidario dejemos de comprar El País. Son años de “autoproclamada”, “pseudorrepública” o “entidad creada por el Polisario” para referirse a la República saharaui, miembro de la Unión Africana y reconocida por más de 80 estados; de leer los artículos del “lobbysta experto en todo y en nada” Bernabé López, de las tribunas de Goytisolo o de Máximo Cajal, defensores todos de la ilegal anexión marroquí y la falacia de la autonomía. Ya basta de comprar un periódico que cobija mentiras y trampas.


NOTAS:

*En relación al cuadernillo “Marruecos. Un país en movimiento” la MAP marroquí hace un amplio despliegue informativo, indicando que se trata de un “suplemento de El Pais”

* En la página 2 (para quienes tengan el Cuadernillo o fotocopia) hay un recuadro que indica que quien ha elaborado este publirreportaje es:

BC: BEYOND COMMUNICATION

BC
C/ Gravina 22.
28004 Madrid
Tel/Fax: 91 521 0835
info@beyondcommunication.net

Dirección: Sara Afonso
Edición: Esther Navarro
Dirección del proyecto: Felipe López Nadal
Redacción: Isabel Peral
Diseño: www.sisterface.com

"Este reportaje ha sido elaborado por BC, único responsable de su contenido, para su distribución con EL PAÍS..
La redacción de EL PAÍS no ha participado en su elaboración".

Leer más...

Un inversor noruego se retira porque es "ilegal" comprar fosfatos saharauis


PUBLICO
TRINIDAD DEIROS
MADRID 07/06/2010

Un inversor noruego, KLP, ha excluido de su cartera de inversiones a las compañías estadounidenses FMC Corporation y PCS, debido a que compran fosfatos en el Sáhara Occidental bajo ocupación marroquí.

De acuerdo con la doctrina de la ONU, esta actividad sólo sería legal si la población autóctona se beneficiara de ello y además diera su consentimiento explícito. Las autoridades marroquíes, que carecen de título legal alguno sobre la ex colonia española, nunca han ofrecido pruebas de que estas condiciones se cumplan.

"La explotación de los recursos naturales de zonas ocupadas y especialmente del Sáhara Occidental fue declarada ilegal por el [ex] subsecretario general para Asuntos Legales de la ONU [Hans Corell] en 2002", explicó Jeanett Bergan, directora de inversiones responsables de KLP, en un comunicado en el que la empresa anunciaba su decisión.

Un dictamen de la ONU condena la explotación de los recursos saharauis
KLP es un inversor "de primer orden", que gestiona fondos de pensiones de 333 ayuntamientos noruegos y 2.300 compañías, entre las que se encuentran 35 empresas estatales, explica Javier García Lachica, de la sección española del Observatorio de los Recursos Naturales en el Sáhara Occidental (WSRW, en sus siglas en inglés).

La filial española de FMC
Según WSRW, una de las compañías que este inversor ha puesto en su lista negra, FMC, adquiere los fosfatos del Sáhara a través de la fábrica que su filial española, FMC Foret, posee en Huelva. La filial, a su vez, compra esta materia prima, que se utiliza para hacer fertilizantes, a una empresa estatal marroquí, la Oficina Jerifiana de Fosfatos (OCF), por lo que "los beneficios de este recurso natural van a parar a manos marroquíes", explica García Lachica.

"La retirada del inversor noruego de estas empresas demuestra que explotar ilegalmente los recursos naturales del Sáhara sale muy caro", asegura este activista: "En WSRW, esperamos que empresas españolas como FMC Foret y Rianxeira salgan del Sáhara Occidental".

Leer más...

El silencio interrumpido


7 / juin

El silencio de estas últimas semanas del mes de abril, ha quedado interrumpido por el sonido ensordecedor de los cazas israelíes que sobrevuelan, de forma intermitente, la ciudad de Nablus. Acostumbrados desafortunadamente a esta invasión acústica, los palestinos continúan con sus trabajos cotidianos. Les preocupa más la violencia más directa.

Las agresiones contra ellos por parte de los colonos del asentamiento ilegal de Yizhar, las pintadas amenazantes en la mezquita Bilal ibn Rabah, especial lugar de rezo para los palestinos por la historia que envuelve al lugar - primer almuédano que designó el profeta Mahoma para llamar a la oración a los musulmanes de La Meca en el siglo VII - y los olivos dañados en el pequeño pueblo de Huwwara, es el resultado de una política de colonización, es el resultado de una política del odio.

La Deportación.

La humillación, el insulto y una violencia deliberada son las huellas de las acciones. Y esa intimidación va en aumento alimentada por las últimas palabras del gobierno israelí. La política de tono racista del ministro de Asuntos Exteriores Avigdor Lieberman ya se esta haciendo efectiva. La nueva orden militar es contundente pero ambigua y por tanto, peligrosa en su aplicación. Con la nueva definición de “infiltrado”, se condena a la deportación a todo aquel ciudadano o ciudadana que carezca de identificación expedida por Israel ; una amenaza real que se extiende a decenas de miles de palestinos, a ciudadanos jordanos que residen en Cisjordania, a extranjeros/as casados/as con ciudadanos palestinos, a extranjeros/as que trabajen en Cisjordania. Y es que esta orden militar tiene múltiples facetas.

Hay miedo y tensión en la ciudad, y en los pueblos cercanos y en los campos de refugiados…Ya se oyen los primeros intentos de deportación. Los rumores de las dos familias afectadas por esta orden en Qalqiliya, esta en la mente de todos. Hoy llega otra noticia. Buscan a un chico en el campo de refugiados de Askar. Su origen gazaui le ha colocado en una situación de riesgo. Su familia vive en Nablus desde hace años. Sabe que van a por él. Opta por no dormir en casa. Decide quedarse a pasar la noche en su lugar de trabajo, nos relata, con profunda tristeza, su cuñada, “es más seguro, no descansa bien, pero es más seguro. No se puede ir. Aquí esta su mujer, y sus hijos…aquí estamos todos, esta su familia”. Empieza, de nuevo, la larga espera de la expulsión. Sabe que más pronto que tarde será transferido a Gaza.

La rutina del miedo y la dignidad.

Agresiones tan evidentes como ésta ya no son noticia en este campo de refugiados que, como muchos otros, está acostumbrado a lo peor, a los registros en la noche, a las detenciones arbitrarias, al cerco permanente, a la agresión israelí como norma, a la rutina del miedo. Jameel Jenawey, un chico de 19 años cuenta para Diagonal las marcas que tiene en los ojos : “un patrol israelí entró en el campo. Me dispararon desde ese carro, que era como esos jeeps que se pasean por los calles de las ciudades. Seguro que los has visto. Me he sometido a varias operaciones pero tengo las cicatrices en la cara de las dos balas. Me quedan aún las revisiones del hueso de platino que tengo aquí, ves, justo debajo del ojo…”. Nos cuenta esta historia rodeado de su familia, atento a la grabadora que registra su voz pero también pendiente del móvil. En él se pueden ver las imágenes de su rostro antes y después de las operaciones. Pero las pasa rápido. Esta más interesado en que veamos otras, las más importantes, las de su prometida. Me sorprende este chico. Cuenta este episodio de su vida como con prisa. No es determinante para él ni digno de mucha atención… “es que aquí todos tenemos una historia que contar, la mía no es más dura que las otras”. Tengo la sensación de que no es falsa modestia, es una mezcla de resignación y sencillez, de quien quiere contar para no olvidar. Nos acompaña al centro juvenil para enseñarnos la exposición-simulacro de una cárcel israelí y se despide. Se disculpa por la prisa.

Algunas organizaciones de solidaridad a nivel internacional se han hecho eco de este terrible paso a la deportación masiva. Sin embargo, son pocas las que han roto, de una u otra manera, ese silencio terrible de la comunidad internacional que, como casi siempre, calla frente al poder ocupante. Y calla porque es culpable.

Ana H. Borbolla desde Huwwara (Nablus). Palestina. Abril-Mayo 2010.

Leer más...

Acoso a Gaza, una situación insostenible


A PESAR DE LOS ASESINATOS, LOS GRUPOS DE APOYO A PALESTINA PREPARAN NUEVAS FLOTAS CON AYUDA HUMANITARIA

La Flota de la Libertad pretendía ser el quinto convoy marítimo que rompiera el bloqueo que Israel impone sobre la Franja de Gaza. Finalmente ningún barco pudo arribar en los puertos gazatíes y al menos nueve activistas turcos fueron asesinados por un brutal abordaje de las tropas especiales israelíes en aguas internacionales.

Las 10.000 toneladas de ayuda humanitaria que transportaba la flota no consiguieron llegar, pero la opinión pública mundial ha vuelto su mirada a la situación de la población palestina y a las reivindicaciones de cientos de activistas que con sus acciones noviolentas reivindican el fin de la impunidad israelí.

- Carta por la libertad de expresión en las universidades israelíes
- Catástrofe tras catástrofe desde 1948
- “No pararemos en nuestra lucha por romper el bloqueo a Gaza”
- Artículos anteriores en el Especial Gaza DIAGONAL

María José Esteso / Héctor Rojo (Redacción)
Martes 8 de junio de 2010. Número 127 Número 128

JPG - 135.2 KB
Foto: Ángel Navarrete.

El 29 de mayo seis palestinos morían, y unas 10 personas resultaban heridas al derrumbarse un túnel de contrabando tras una explosión accidental en la frontera entre la Franja de Gaza y Egipto. Este desplome fue provocado por la explosión de dos bombonas de gas que eran transportadas por el túnel. Según datos de los servicios médicos palestinos, desde el comienzo del bloqueo, en 2006, un centenar de palestinos han fallecido en los derrumbes de túneles, accidentales o provocados por los bombardeos militares israelíes.

Este hecho no ha acaparado las portadas dedicadas al abordaje a la Flota de la Libertad. Este convoy marítimo estaba compuesto por nueve barcos y 750 activistas de 40 países y pretendía romper el bloqueo impuesto ilegalmente a Gaza. Eso sí, parece que tardará en producirse un hecho similar al accidente del túnel. Tras el abordaje a la flotilla, el Gobierno de Egipto anunciaba que abrirá temporalmente el paso de Rafah que conecta con Gaza. En esta ciudad, durante las pasadas navidades, más de mil activistas fueron bloqueados mientras intentaban entrar junto a una caravana de camiones repletos de materiales básicos para la supervivencia de la población palestina.

Desde 2008, numerosos activistas han intentado romper ese bloqueo con flotas humanitarias, o con la presión internacional y el boicot de productos israelíes, como explica en una entrevista a DIAGONAL Huwaida Arraf de Free Gaza Movement.

Los barcos de la flotilla transportaban 10.000 toneladas de ayuda humanitaria, compuesta por alimentos, medicinas y materiales de construcción. Uno de los barcos de la flotilla, el Mavi Mármara, con bandera turca, fue abordado y atacado brutalmente, a cien millas de la costa, en aguas internacionales, por fuerzas de élite del ejército israelí, en la madrugada del 7 de junio. Las autopsias de los cadáveres evidenciaron que nueve personas fueron asesinadas por disparos de bala a quemarropa, en la cabeza y en el resto del cuerpo. Los activistas del Estado español Manuel Tapial y Laura Arau, miembros de la ONG Cultura, Paz y Solidaridad y David Segarra, periodista valenciano, cámara de Telesur, señalaron que “algunos compañeros vieron como los soldados lanzaron cuerpos al mar” y Turquía ha denunciado la desaparición de uno de sus cooperantes, que iba en la flotilla.

670 activistas de la flotilla fueron detenidos y unos 40 heridos. Desde el primer momento Israel dijo, para justificar el brutal ataque, que los activistas estaban “fuertemente armados”. Sólo Turquía, uno de los mejores aliados de Israel, acusó a Israel de “terrorismo de Estado inhumano” y retiró a su embajador. El Consejo de Seguridad de la ONU lamentó la actuación de Israel pero no la condenó, EE UU, aliado fiel de Israel, se opuso. Turquía, miembro de la OTAN, pidió una reunión urgente de la organización, que se limitó a pedir la puesta en libertad de los detenidos.

La flagrante violación, de nuevo, del Derecho Internacional por parte del Gobierno israelí, no se ha traducido en ninguna actuación contra Israel, a pesar de los actos de protestas contra el ataque a la flotilla que han tenido lugar en todo el mundo. Actos que en Palestina han costado la vida a siete personas. La última propuesta que ha realizado Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, es una investigación ‘multinacional’ comandada por Nueva Zelanda, Turquía, Israel y EE UU.

Esto no gusta a Israel. Hasta ahora han quedado impunes los repetidos asesinatos y violaciones del Derecho Internacional de Israel, denunciados en una lista de hasta 70 resoluciones que hasta la fecha este país ha incumplido. Tampoco se han investigado los asesinatos durante la operación Plomo Fundido (diciembre de 2008). Los informes de organizaciones de derechos humanos independientes demostraron que los civiles fueron objetivo de las bombas israelíes (fósforo blanco y bombas de racimo). Más de 1.400 civiles murieron, entre ellos 500 niños, y 5.500 palestinos resultaron heridos.

También siguen impunes los crímenes de Israel contra 400 civiles de Gaza en la denominada Operación Lluvia de Verano, en 2002, en la quemurieron 500 palestinos, y se cercó a Yasir Arafat. No se ha juzgado a los políticos que ordenaron la matanza de 1.700 palestinos en los campos de refugiados de Sabra y Chatila en 1982. Mientras, avanza el muro e Israel arrebata territorio palestino con miles de asentamientos.

Origen del bloqueo

El bloqueo a Gaza fue impuesto de forma arbitraria en enero de 2006 por EE UU e Israel para castigar a la organización política Hamas, según la versión oficial. Las elecciones democráticas que llevaron al poder a la organización Hamas fueron supervisadas por cientos de observadores internacionales, que certificaron la normalidad de los comicios.

El bloqueo no afecta sólo a los miembro de Hamas sino a toda la población de la Franja de Gaza, más de 1.500.000 de personas. Es un “castigo colectivo”, según lo han calificado diversas organizaciones entre otras Amnistía Internacional o Médicos sin Fronteras. El bloqueo impide la llegada de alimentos básicos, agua potable (el 90% es insalubre), medicamentos y material de construcción, imprescindible para tratar de ‘rehacer’ los cientos de casas, escuelas y hospitales destruidos durante el bombardeo de hace un año. El cierre de pasos fronterizos a capricho de Israel condena a la miseria a los palestinos y arruina a pequeños comerciantes que tienen que cerrar. El desempleo aumenta cada día. Según la ONU, en 2009 el paro era superior al 40% y hoy alcanza el 50%. Para los tratamientos de cáncer es imposible importar uno de los tres medicamentes necesarios, denuncia Médicos sin Fronteras. Hay escasez de más de 160 tipos de medicamentos básicos, y muchos aparatos médicos están inutilizados por falta de piezas. Desde los bombardeos del año pasado no ha sido posible reconstruir hospitales casas y escuelas porque el cemento es objeto del bloqueo de Israel y EE UU a Gaza.

El día 6 de junio se cumplieron 43 años de ocupación de Gaza y Cisjordania, el 20% del territorio palestino; el resto ya había sido ocupado en 1948. Unos días antes de este aniversario, organizaciones de solidaridad han anunciado que se prepara otra Flotilla de la Libertad. Manuel Tapial anunciaba la salida próximamente de un barco con bandera española: “Volveremos a Gaza. Éste es el final del bloqueo”, concluye Tapial.

JPG - 96.5 KB
Foto: Edu León.

CONSECUENCIAS DEL BLOQUEO

1.400 fueron las víctimas palestinas de Israel en 2009, por la operación plomo fundido.

50% es la cifra estimada de parados en la actualidad en Gaza, frente a un 32% en 2007.

70% de las familias palestinas viven hoy con menos de un dólar al día.

20.000-50.000 son los palestinos que, según la OMS, sufrirán problemas psicológicos a largo plazo tras la agresión de diciembre de 2008.

40% es el descenso de la producción agrícola debido a las restricciones a la entrada de los plaguicidas y fertilizantes en Gaza. Las exportaciones han caído un 80%.

1 mill. de personas en Gaza (el 75%) depende de la ayuda alimentaria internacional.

90% del agua suministrada a los habitantes de la franja de Gaza no es apta para el consumo humano.

520 mil colonos israelíes ocupan los territorios de Cisjordania. De ellos, unos 250.000 viven en Jerusalén Este.
ORGANIZACIONES DE RESISTENCIA NOVIOLENTA CONTRA LA MILITARIZACION ISRAELI

- Free Gaza Movement Este movimiento nace en 2006 y se hace especialmente conocido por romper, a través del mar, el bloqueo por primera vez en agosto de 2008. Entre sus principales objetivos está “presionar a la comunidad internacional para que reconsidere su política de sanciones y ponga fin a su continuo sostén a la ocupación israelí”. En sus más de diez intentos de llegar por mar a Gaza ha contado con activistas de medio mundo.

- Anarquistas israelíes “Es el deber de todo ciudadano israelí resistirse a políticas y acciones inmorales llevadas a cabo en su nombre”, explica como presentación este grupo israelí, que trabaja en coordinación con los comités populares locales de Cisjordania. Con ideas anarquistas y antiautoritarias, se fundó en 2003, como respuesta a la construcción del muro que Israel levantó junto a la Cisjordania ocupada.

- International Solidarity Fundado por un pequeño grupo de activistas en 2001, el International Solidarity Movement pretende apoyar y reforzar la resistencia palestina a través de la promoción de la solidaridad internacional y de la creación de una única voz para oponerse a la fuerza de ocupación. En alguna ocasión, sus manifestaciones han conseguido frenar temporalmente la construcción del muro.

- Global BDS Movement Este colectivo se crea como respuesta a la necesidad de ofrecer información a todas las personas interesadas y activas en las campañas de boicot, desinversión y sanciones (BDS) al Estado de Israel. Es un espacio repleto de información, análisis, intercambio de ideas y experiencias. Entre su información, que empezó a publicarse en la web en 2005 se encuentra información para los activistas que quieran visitar la zona.

- Women’s Center Con el objetivo de evitar la discriminación contra las mujeres, a fin de no marginar su lucha por la liberación nacional y social, un grupo de mujeres palestinas conformó el Women’s Center for Legal Aid and Counselling. El centro fue fundado en 1991 en Jerusalén, su principal objetivo es presionar para adoptar leyes que garanticen la igualdad y los derechos de palestinas y apoyar las acciones de boicot y sanciones a Israel.

Leer más...

La mirada amable de las mujeres de Nablus.


Mujeres presas, mujeres cotidianas, mujeres divertidas, mujeres en sombra, mujeres volcán.

7 / junio

“Mañana voy a ver a mi hermano”, me dice Sanah en una conversación robada en la calle, a punto de terminar el open day, en un primero de mayo que invita a la celebración conjunta de madres e hijos y compañeras de trabajo.

Le lanzo algunas preguntas en el ajetreo del día y ella me va respondiendo pendiente de sus hijas. Esta feliz porque sólo puede verle una vez al año. “Lo veré y no podré tocarlo pero lo veré”, me dice con sonrisa triunfadora. Sabe que es un éxito. Otros miembros de su familia no han podido visitarlo en los siete años que lleva en la prisión de Al Naqab, centro localizado en el desierto que lleva su nombre.

Hoy en día hay más de siete mil presos palestinos en cárceles israelíes. Las condiciones carcelarias se han endurecido con el paso de los años y muchos presos no reciben una atención adecuada en el interior de estas prisiones ilegales.

La situación se complica en el caso de las mujeres. Sólo en el periodo comprendido entre noviembre de 2007 y noviembre de 2008 más de 125 han sido arrestadas o detenidas o encarceladas según el informe In need of protection. Palestinian female prisoners in israelí detention, de la organización de derechos humanos Addameer. Según este mismo documento, las mujeres detenidas son sometidas a tortura durante los traslados, quedando recluidas en cárceles diseñadas, en su mayoría, para hombres y por lo tanto, sin cumplir las mínimas normas en una infraestructura que las asemeja a animales y no personas. En la actualidad más de cien sobreviven a este castigo de privación de libertad impuesto por Israel.

Recuperar el valor del trabajo de las mujeres

Nadia se acerca para pedirme que tome algunas fotografías de los actos de ese día. Esta mujer imponente pero de gesto siempre amable es la responsable de cada detalle de estos juegos no improvisados que se desarrollan en un parque municipal de la ciudad de Nablus.

No es una mujer política, dicen, lo que le interesa es rescatar y potenciar el trabajo de las cientos de mujeres con las que trabaja desde una organización local. Habla pausadamente de los problemas que ella identifica y de las necesidades que deben abordar. Y sus palabras dan esperanza a pesar de las dificultades que dice, deben enfrentar. Y no sólo en relación con la ocupación israelí. Pero fuertemente vinculada a ésta. El miedo, la falta de expectativas para los jóvenes, un futuro de tranquilidad es lo que espera encontrar Lorette en Canada. “Ya he echado la solicitud…estaba nerviosa pero ya está, la decisión ya está tomada…”. Mira con pena a su alrededor y sabe que extrañará a gran parte de su familia y a sus vecinos pero necesita un respiro. La presión de los colonos que invaden las colinas y montañas que rodean la ciudad y las amenazas muchas veces cumplidas es, para muchos palestinos de esta zona, insostenible. “Y yo me voy por mis hijos, qué otra cosa puedo hacer”.

La expulsión de palestinos al exilio no tiene fin. No hay una orden explícita en el caso de esta mujer menuda y de amplia sonrisa. La necesidad se convierte en obligación para ella. Son sesenta y dos años de condena a vivir bajo el miedo y con la opción, el que pueda, del exilio obligado. Esta planificada política de segregación empuja al exilio a miles de familias.

Con ese miedo han vivido estos últimos días los miembros de la familia de Aida, una mujer de mirada risueña que se oscurece cuando cuenta la agresión que sufrió su hermano hace unos días, el 28 de abril, “él abrió la puerta porque se identificaron como policías…y así recibió los cortes en la cabeza, en la cara, en el brazo y en la pierna derecha”. Trata de poner en orden los hechos pero se atropella un poco, “es que él trabaja para Israel - en referencia a un pueblo del norte llamado Natania - . Es un obrero y no ha tenido opción…y quienes lo agredieron eran israelíes y le robaron el permiso y la identificación y el dinero…pero si saben que en ese sitio hay palestinos con permisos de trabajo que son legales…”. No hay elección para muchos palestinos. Así lo cree ella. “No puede elegir, porque no hay trabajo aquí…”, comenta para Diagonal esta mujer encantadora de voz clara pero temerosa.

Y miedo incontrolado es también el de Iman del campo de refugiados de Balata. Esta mujer inquieta, de mirada huidiza comenta al hilo de una conversación informal el temor a ser deportada. No sale mucho de casa porque con la nueva orden militar corre el riesgo de ser “transferida” a Gaza, de donde es originaria su familia. En su ambigüedad, esta orden consigue precisamente ese estado de continua espera que alimenta ya muchas angustias de la población palestina.

Hay desconfianza y duda pero también trabajo colectivo y entusiasmo. Y dignidad manifiesta.

Ana H. Borbolla
Nablus. Mayo 2010

Leer más...

La estrategia del terror


08-06-2010
Juan Diego García
Rebelión

El frío asesinato de varios de los pacifistas que se dirigían a Gaza con ayuda humanitaria alcanza niveles de escándalo por producirse en aguas internacionales (configurando un acto claro de piratería), implicar a personas de muy diferentes nacionalidades (incluyendo estadounidenses y europeos), un premio Nóbel, escritores, autoridades religiosas y ciudadanos de Turquía, un aliado estratégico del gobierno sionista. Ahora Ankara se ve impelida a distanciarse enfáticamente de Israel, aumentando así el aislamiento regional de Tel Aviv.

Pero la sevicia con la que han actuado los asaltantes (además de los muertos hay desaparecidos, probablemente arrojados al mar), el maltrato a los prisioneros, la arrogancia y el cinismo de las autoridades israelíes son prácticas tan habituales que no sorprenden a nadie; tan habituales como las hipócritas manifestaciones de “pesar” de estadounidenses y europeos. Esta vez sin embargo, el asunto ha ido demasiado lejos y ha provocado el repudio universal. Boicotear los productos israelíes como forma de protesta gana ahora mayor pertinencia, en particular de las mercancías provenientes de las colonias judías, aunque en realidad Israel todo es una colonia inmensa asentada sobre territorio ajeno.

Frente a las tropelías de Israel la “comunidad internacional” siempre ha manifestado “consternación” pero nunca ha detenido las ayudas económicas, militares y diplomáticas ni ha propuesto medidas concretas para hacer que los sionistas cumplan las múltiples resoluciones condenatorias de Naciones Unidas. Un respaldo que se explica básicamente por el papel que Israel juega como defensor en la región de los intereses de esa “comunidad internacional”, es decir, el gran capital de Europa y los Estados Unidos. Israel hace de fuerza de choque, de estado mercenario al servicio de las potencias occidentales en la pugna global por el control militar y político de una amplia franja que se extiende a todo lo largo del mundo musulmán. Desde su misma creación sirve de base de operaciones en la pugna por materias primas (sobre todo petróleo), control de rutas, de mercados y de zonas de influencia. Antes, en el marco de la Guerra Fría Israel sirvió de avanzadilla contra a la Unión Soviética y el nacionalismo árabe; ahora lo hace también frente a Rusia y China, los grandes competidores de Occidente (junto con India) en el escenario asiático. Esta mutua necesidad no significa que Israel condicione o decida la política de los Estados Unidos o de los gobiernos europeos. Israel es tan solo un instrumento que en buena medida debe su origen y permanencia a su rol como gendarme regional. En otras condiciones, muy diferente hubiera sido el nacimiento de Israel y sobre todo el proceso de expansión y consolidación de la estrategia sionista. Y por la misma razón, un panorama internacional menos inestable que a mediano plazo consolide un orden mundial multipolar reducirá la necesidad de Israel y habrá condiciones más favorables para un arreglo del conflicto con los palestinos. El sueño sionista de expulsar a toda la población no judía y expandir el territorio sobre los estados vecinos en la perspectiva del “Gran Israel”, es eso: un sueño irrealizable ante la tozuda e inquebrantable resistencia de los palestinos.

En realidad la única solución verdaderamente democrática – a pesar de las evidentes dificultades que presenta en este momento- es anular la resolución de Naciones Unidas que partió en dos el protectorado inglés en Palestina y dar nacimiento en su lugar a un estado único en el cual predomine la condición de ciudadano sobre cualquier otra de religión o etnia. Un estado que necesariamente se fundamente en principios democráticos y no en hipotéticos e inaceptables derechos divinos sobre el territorio, reñidos con cualquier principio de modernidad. En las actuales circunstancias una solución democrática de este tipo suena a utopía. Sin embargo, es mas realista (vista a mediano plazo) que la fórmula de los “dos estados”, una idea agotada, en parte porque solo la desgastada y desprestigiada Autoridad Nacional Palestina estaría dispuesta a aceptar un estado inviable; en parte porque los dirigentes israelíes mismos no lo creen sinceramente y dejan pasar el tiempo convencidos de que juega en su favor por la dinámica de los hechos cumplidos; y en parte – y esto es lo fundamental- porque el pueblo palestino ha aprendido el valor de la resistencia y no parece dispuesto a resignarse con un estado económicamente inviable, sin soberanía real, convertido en una apéndice menor del estado sionista. Sabedores de la imposibilidad actual de vencer militarmente al sionismo y concientes del papel de Israel en la región, los palestinos resisten en espera de un cambio en la correlación mundial de fuerzas; y si de algo han dado muestras claras es precisamente de su infinita capacidad para sobrevivir en las condiciones más adversas.

Israel tampoco las tiene todas consigo por lo que respecta a su propia población. Si bien por el momento, constituyen una minoría los judíos no sionistas, ellos tienen mucho más futuro por su disposición a convivir pacíficamente con los demás que la población fanatizada, imbuida de racismo y obnubilada por la idea religiosa según la cual aquella es la “tierra prometida” y el suyo, “el pueblo escogido por dios”. Hasta los fervorosos islamistas agrupados en Hamas resultan incomparablemente mejores candidatos para la convivencia que los iluminados del sionismo. Aunque no en sus mismos términos, la experiencia de Líbano puede servir de referente. Hezbolá ha demostrado que cristianos y musulmanes pueden compartir la misma patria; y hasta en el Irán de los Ayatolas (con todas las reservas que genere el chiísmo) la comunidad hebrea goza de plena libertad y no es objeto de persecución alguna. Hasta tienen una representación fija en el parlamento.

Argumentar que no es posible la pacífica coexistencia entre árabes y judíos en el fondo solo persigue justificar la división. Por supuesto que hay riesgos de choques y enfrentamientos. Pero los riesgos son aún mayores si se establece algún tipo de segregación, de apartheid, y más aún si ésta va acompañada de la expropiación violenta, la limpieza étnica, la persecución y la constitución de una entidad política formalmente democrática pero profundamente racista. Una entidad presentada como “laica” pero que funciona objetivamente como una teocracia militarizada.

Frente al puerto a donde han sido llevados los activistas de la Flotilla de la Libertad se apostaron algunos cientos de sionistas a vitorear a sus soldados por la “hazaña” realizada. Y se sabe que la mayoría de los israelíes apoyan la agresión. Pero por las calles de algunas ciudades de Israel comunistas y pacifistas también han desfilado rechazando la agresión y en la multitudinaria manifestación de protesta en Paris destacaba la pancarta solidaria con la causa palestina de la asociación francesa de judíos no sionistas. Dos organizaciones judías del Alemania y Reino Unido han decidido fletar nuevas caravanas de solidaridad y según algunas informaciones de prensa en la misma Flotilla de la Libertad viajó una pasajera muy especial, Heidy Epstein de 85 años, judía y sobreviviente del Holocausto quien con su gesto quería manifestar su solidaridad con otros seres humanos -los de Gaza- que como ella antes, sufren ahora la inhumana experiencia del campo de concentración.

El ataque se produce en un contexto muy particular. No cabe imaginarse que ha sido simplemente un error. No, después de las declaraciones de las principales autoridades del país. Es obvio que con el brutal ataque se propicia un golpe contundente a las reiniciadas negociaciones con los palestinos. Si ya estaban lastradas en extremo por el mantenimiento de la política de asentamientos, ahora lo están mucho más. Es igualmente un nuevo desafío al ocupante de la Casa Blanca y cualquiera puede adivinar la larga mano de los sectores más belicosos de los Estados Unidos- verdaderos protagonistas en el asunto y valedores permanentes de Israel- que buscan dinamitar cualquier asomo de soluciones.

Considerando estos factores no resulta descabellado asociar este incidente con otros similares como el hundimiento de un buque de guerra surcoreano (presuntamente por Corea del Norte), un asunto rodeado de tantas incógnitas que Rusia y China descartan los resultados de la supuesta investigación que involucra a Kim Yon-Il. Se busca evidentemente atar aún más al señor Obama al carro de la guerra que Bush impulsó con tanto entusiasmo como torpeza, sobre todo ahora, cuando el nuevo inquilino de la Casa Blanca a bombo y platillo anuncia una nueva política exterior que supuestamente entierra la llamada “guerra contra el terror” y promete acatar la legislación internacional. Al parecer, los “halcones” y el gran capital que los sustenta no se dan por satisfechos con la intensificación de la guerra en Asia y con el incumplimiento de la Casa Blanca de tantas promesas de paz y de respeto a las leyes internacionales. Quieren más; buscan legitimar la agresión militar contra Irán como paso previo a un conflicto de mayores dimensiones.

El sionismo encaja entonces a la perfección en la estrategia de la guerra infinita que reporta tantos beneficios a quienes la propician. La desfachatez, la soberbia, la arrogancia, el desprecio sin límites de las normas internacionales y de los principios humanitarios más elementales por parte de las autoridades israelíes - absolutamente indiferentes ante la condena mundial por sus fechorías – no se produce por torpeza ni resulta de una especie de confusión mental transitoria que disminuya su responsabilidad. Todo está fríamente calculado y obedece a las decisiones de los estrategas del terror desde Washington. Tel Aviv solo ejecuta. Netanyahu no movería un dedo sin la aquiescencia de quienes en realidad mandan en los Estados Unidos de América (y que no residen precisamente en la Casa Blanca).

El futuro inmediato está plagado de sombras a la vista de los acontecimientos. En particular para el pueblo palestino, víctima primera de la estrategia imperialista en la zona. Tampoco será cómodo para los judíos, creyentes o no, que no tienen el alma envenenada con los cantos de guerra del sionismo y antes que judíos se sienten seres humanos, solidarios con sus vecinos palestinos sometidos a las humillaciones cotidianas del ocupante. Desde esta perspectiva, el ataque a la Flotilla de la Libertad adquiere una enorme gravedad porque constituye un paso más en la ruta que conduce a un conflicto generalizado de incalculables consecuencias. Se trata de extender la guerra a Siria, Líbano e Irán, como objetivos inmediatos para afianzar la futura guerra contra Rusia y China, sobre todo contra esta última que se ha convertido en el mayor dolor de cabeza para los estrategas del “siglo americano”.

Leer más...

Emerge evidencia de abusos en ataque israelí a flotilla


08-06-2010
Mel Frykberg
IPS

Hay denuncias de golpizas, abusos y omisión de asistencia médica a pasajeros que nunca se resistieron al operativo. Las Fuerzas de Defensa Israelíes también habrían adulterado grabaciones de audio y editado vídeos sobre el incidente.

Además, crece la hipótesis de que los soldados israelíes tenían la orden de tirar a matar. Las autopsias revelan tiros en la cabeza de las víctimas.

La prensa fue uno de los primeros objetivos de los comandos israelíes al abordar la "Flotilla de la Libertad", que se dirigía a Gaza con ayuda humanitaria. Los uniformados atacaron a los fotógrafos, mientras que a los demás reporteros les confiscaron equipos de audio y vídeo, que aún no han sido devueltos.

"Estaba claro que Israel quería controlar la cobertura periodística desde el mismo comienzo", dijo a IPS la presidenta del movimiento Free Gaza, Huwaida Arraf, que organizó la Flotilla de la Libertad.

Aproximadamente 60 periodistas internacionales se encontraban a bordo de la flotilla, y estuvieron entre los últimos liberados por los israelíes.

Las autoridades de Israel negaron acceso de los medios a los detenidos. Tampoco permitieron hablar con los activistas de Free Gaza cuando fueron deportados desde el aeropuerto internacional Ben Gurión en Tel Aviv.

Asimismo, impidieron entrevistar a los hospitalizados. Soldados vigilaban el ingreso a los sanatorios.

En tanto, los periodistas que intentaban ingresar a Gaza eran expulsados en el puesto fronterizo de Erez.

El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) denunció que Israel había editado y distribuido imágenes confiscadas a los reporteros extranjeros que se encontraban en la flotilla.

CPJ se refería a las denuncias hechas por la Asociación de la Prensa Extranjera en Israel de que los militares emplearon "selectivamente imágenes para apoyar sus afirmaciones de que los comandos abrieron fuego sólo después de ser atacados".

Mientras, las fuerzas israelíes debieron clarificar y corregir otra cinta de audio divulgada a los medios.

En esa grabación, uno de los "activistas" a bordo de la flotilla le habría dicho a los soldados israelíes, entre otras cosas: "Regresen a Auschwitz", con un aparente acento falso del sur estadounidense. También parece escucharse que esa persona afirma: "Estamos ayudando a los árabes contra Estados Unidos. No olviden el 11 de septiembre (de 2001), muchachos".

Las fuerzas israelíes también dijeron haber grabado la voz de Arraf en el Mavi Marmara, el principal barco de la flotilla y en el que murieron varios activistas. Sin embargo, ella se encontraba en otro navío, el Challenger 1.

"No había sureños estadounidenses en la flotilla. Además, las únicas personas que se comunicaron con los israelíes aparte de mí fueron los capitanes", dijo Arraf a IPS.

"Uno era británico, dos griegos, dos turcos y uno argelino, y actuaron de forma muy profesional. Yo estaba cerca de la radio VHF durante todo el proceso de comunicaciones con las fuerzas israelíes, y no se dijeron esas injurias", aseguró.

Sin embargo, a pesar de la rectificación de las fuerzas israelíes, persisten discrepancias incluso en el audio corregido, divulgado cinco días después del primero. Las referencias a Auschwitz y a los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington permanecen.

Aunque se esperaba que nueva evidencia emergería con la llegada a Estambul, a Atenas y a otras capitales europeas de los activistas liberados, el ataque a la flotilla ya no ocupa titulares en los principales medios del mundo.

Y esto fue probablemente lo que los israelíes esperaban al controlar la cobertura inicial.

Sin embargo, la polémica por la ofensiva y sus consecuencias no merma. Las autopsias realizadas en Turquía revelan que varios de los muertos tenían numerosos disparos en la cabeza, además de en otras partes del cuerpo. En total, se dispararon 30 tiros para matar a nueve personas.

Las fuerzas israelíes tienen una política de "confirmar la muerte" de un enemigo: cuando una persona considerada peligrosa para un soldado u otros israelíes es neutralizada con varias balas, se la debe rematar con un tiro en la cabeza a corta distancia.

Activistas acusan a Israel de negarle atención médica a los moribundos y a los heridos de gravedad, a pesar de sus desesperados pedidos de auxilio. También habrían impedido a otros activistas correr en su ayuda.

Sobrevivientes además cuestionaron las afirmaciones israelíes de que los soldados sólo usaron fuego real luego de ser atacados por algunos de los activistas, que lograron herir a varios uniformados.

Los testigos aseguran que fueron los militares israelíes quienes comenzaron a disparar, y lo siguieron haciendo aún después de que los activistas que le ofrecieron resistencia ya habían sido neutralizados.

Mientras, varios detenidos denunciaron haber sido golpeados en la cárcel y en el aeropuerto Ben Gurión cuando eran deportados.

Esta corresponsal de IPS fue amenazada física y verbalmente por la policía israelí cuando presenció y tomó fotografías de varios activistas esposados llevados a la fuerza en el aeropuerto.

Paul Larudee, activista estadounidense de 64 años, diabético, tuvo que ser hospitalizado tras ser golpeado en forma reiterada. Kenneth O’Keefe, un ex marino irlandés-estadounidense, fue internado en Tel Aviv también tras haber recibido reiteradas palizas.

O’Keefe se resistía a ser deportado, pero su abogado le aconsejó que abandonara el país por su propia seguridad.

Leer más...

Madrid, 12 Junio, Manifestación por Palestina

Leer más...

La Flotilla por la Libertad de Gaza: no es lo mismo ser el asesinado que ser el asesino


Imágenes del criminal asalto al Mavi Marmara

Ramón Pedregal Casanova
Rebelión
08-06-2010

Las fotografías que Manuel Tapial, uno de los internacionalistas en la Flotilla por la Libertad de Gaza, ha puesto en la página WWW.culturaypaz/mas-imagenes-del-ataque-israeli-al-mavi-marmara hablan.

¿Hay algo que nos duela más que una persona justa asesinada? ¿Hay crimen más ominoso que el cometido contra personas solidarias con los desprotegidos? ¿Hay un crimen peor que asesinar a quienes piden a los organismos internacionales que cumplan y hagan cumplir el Derecho Internacional?

Los nazisionistas asesinaron a algun@s internacionalistas -personas justas, solidarias, que exigen que se cumpla el Tratado de Derechos Humanos, que se termine con el bloqueo nazisionista a Gaza- antes del abordaje, en aguas internacionales; una vez que asaltaron el barco buscaron con lista en mano a varios tripulantes, que mataron también y se felicitaban a continuación de haberlo hecho, y asesinaron a otros como al periodista turco al que le dispararon en la frente por tener una cámara grabando. No son 10 los asesinados como se ha venido diciendo, pues 20 más fueron desaparecidos, los internacionalistas cuentan que vieron cómo tiraban cuerpos de sus compañeros al mar. Práctica que recuerda a las dictaduras de Pinochet y los Videlas, dictaduras condenadas hoy en todo el mundo y también en Chile y Argentina. Además los nazisionistas dejaron 50 internacionalistas heridos. A las tripulaciones las secuestraron, l@s internacionalistas fueron esposad@s, vejad@s y cometieron con ell@s delitos de racismo, y terminaron metiéndo@s en una de sus cárceles durante varios días, interrogandol@s sin identificarse y bajo amenazas de pasar allí años si no firmaban la documentación preparada para hacerl@s culpables. Y la movilización internacional de los pueblos en solidaridad con el pueblo de Gaza y sus internacionales los sacó de las mazmorras y hace que se tambalee el bloqueo a Gaza. Es la hora de tod@s l@s solidari@s con Gaza.

Las organizaciones solidarias con el pueblo de Gaza y los internacionales convocan manifestación en Madrid el sábado día 12 a las 7 de la tarde desde Cibeles a Sol.

La Convención sobre el Derecho del Mar es de 1982 garantiza la circulación en alta mar y la prohibición de realizar actos militares en los artículos 87, 88 y 89.

Artículo 87: La alta mar está abierta a todos los Estados… Comprende: la libertad de navegación.

Artículo 88: La alta mar será utilizada exclusivamente con fines pacíficos.

Artículo 89: Ningún Estado podrá pretender legítimamente someter cualquier parte de la alta mar a su soberanía.

Como es sabido el asalto lo llevaron a cabo los nazisionistas en aguas internacionales y con violencia, que es causa agravante, produciendo muertos, desaparecidos y heridos y haciendo prisioneros a los 700 pacifistas.

Pues los gobiernos colaboracionistas, que venden armas, entrenan al ejército nazisionista, hacen maniobras militares con ellos o tienen negocios con el estado nazisionista ocupante de Palestina, levantan la voz, pero para pedir una investigación. De este modo desvían la atención de la cuestión principal, y es que se han burlado los Tratados Internacionales, y estando probado eso hablar de investigar es apartar el problema para disolver la carga de la prueba, o simplemente negar ellos mismos los Tratados Internacionales.

Hacer de menos los principios sobre los que nos regimos es propio de quienes defienden el crimen y a los criminales. Ahora bien, si no defienden los Tratados Internacionales están diciendo que aprueban la ocupación nazisionista de Palestina y el bloqueo a Gaza: no se puede admitir la discusión con la que quieren ensuciar la visión de lo que hacen; los actos del estado nazisionista han sido y son criminales, quitar autoridad al Derecho Internacional es para hacer que se admita la ilegalidad como legalidad: la ley del más fuerte, la ley del capitalismo salvaje, la ley del fascismo, actuar con impunidad para con ello estar en condiciones de hacer, ahora con los palestinos y luego con cualquier pueblo lo que a los Estados terroristas les convenga. Con la versión y la petición de los Estados colaboracionistas Israel se esconde tras sus espaldas,las de sus promotores.

Hay que exigir el cumplimiento de los Tratados Internacionales.

¿Qué va a hacer la Fiscalía del Estado Español? ¿Qué van a hacer los jueces españoles? ¿Qué va a hacer el gobierno español?

Sumarse a la solidaridad con Gaza y los internacionales es el mejor homenaje a las víctimas palestinas, a las víctimas del bloqueo a Gaza y del terrorismo militar nazisionista, como se ha visto consiguiendo la libertad de los internacionales; sumarse a la solidaridad con Gaza es hacer posible el fin del bloqueo nazisionista.

Manifestación en Madrid el sábado día 12 a las 7 de la tarde desde Cibeles a Sol.

Ramón Pedregal Casanova es autor de Siete Novelas de la Memoria Histórica, editado por la Fundación Domingo Malagón y la Asociación Foro por la Memoria. (asociacion.foroporlamemoria@yahoo.es) (foroporlamemoria.org)

Leer más...

Las perspectivas de la economía y la banca islámicas


8 de junio de 2010
Vlad Grinkévich (RIA NOVOSTI)

En los últimos tiempos la comunidad empresarial está siguiendo con interés el nuevo y sorprendente fenómeno de la economía islámica.

Los círculos empresariales y, en primer lugar, las entidades financieras de los países islámicos experimentan un crecimiento no sólo en los mercados orientales, sino también en el europeo y el estadounidense. Los partidarios de la economía islámica explican estos avances por la flexibilidad y el carácter innovador de la banca islámica, sin olvidar el hecho de que sus bancos se hayan demostrado ser totalmente inmunes a la crisis económica global.

Las perspectivas de desarrollo del sistema financiero islámico en Rusia y en el mundo se abordaron en el foro internacional "Las finanzas y las inversiones islámicas", celebrado en Moscú entre el 26 y el 27 de mayo.

En la actualidad, en el mundo operan cerca de 600 estructuras comerciales que siguen los principios de la economía islámica, explicó durante la inauguración del foro Mushtak Parker, editor de la revista londinense Islamic Banker. Este sistema financiero mueve entre 750.000 millones y 12 billones de dólares, controlando hasta el 5% de la economía mundial, según diferentes estimaciones.

Los mercados más grandes para las finanzas islámicas son Arabia Saudita y Malasia. Muchos bancos europeos y estadounidenses optan por abrir sucursales "islámicas" no sólo en los países árabes, sino también en Europa y Estados Unidos.

Para entender las razones de semejante éxito no estaría demás aclarar los conceptos de "economía islámica" y de "finanzas islámicas". Se denomina "islámica" a aquella economía que sigue las normas de la sharía. Según precisó el Presidente del Comité Islámico de Rusia, Gueydar Dzhemal, "el principio fundamental es la prohibición de jugar con el tiempo". Lo cual parece responder a la lógica de evitar cualquier previsión hacia el futuro, ya que entraría en contradicción con el postulado de que "todo se somete a la voluntad de Alá". Se renuncia así, por ejemplo, a los contratos de futuros.

Otra característica importante que está directamente relacionada con las finanzas, es la prohibición de cobrar intereses. Es por ello por lo que los bancos, que se posicionan como islámicos, conceden préstamos sin intereses.

Merece la pena señalar que el problema de la usura ha ocupado a muchos pensadores desde la Antigüedad; y no sólo en Oriente. En la tradición clásica (en definitiva, la europea), con toda su orientación hacia el mercado y la propiedad privada, la obtención de intereses bancarios era considerada como uno de los problemas de la economía de mercado, ya que se veía en ella la expresión de una contradicción entre la economía real y la especulación financiera.

En su libro sobre la naturaleza, Aristóteles manifiesta sin tapujos su desprecio por los usureros -el más indigno de entre todos los oficios- por estimar que usan del dinero para un fin que no es el natural, es decir, para el intercambio de bienes, sino que hacen surgir el dinero del mismo dinero.

En Oriente no se llevó a cabo una racionalización semejante a la de Occidente, limitándose allí a considerar como tabú aquellos fenómenos vistos como perniciosos para la vida social. En Oriente Próximo, además, donde la economía dependía fuertemente del comercio, la usura era un problema muy importante. Los intereses de los banqueros eran tan elevados que el prestatario necesitaba a veces toda su vida para devolver el préstamo.

Pero, como ocurre frecuentemente, el tabú suele crear fórmulas y escapatorias al mismo. En la Edad Media, por ejemplo, en los países islámicos era habitual la siguiente práctica: el usurero concedía al prestatario un crédito sin intereses, pero éste se comprometía "voluntariamente" a "agradecer" al banquero en el momento de devolver el principal del crédito al vencimiento de éste (esta fórmula de "agradecimiento" podía ser objeto de un contrato separado).

En otras palabras, se comprometía a pagarle una determinada suma de dinero, aparte de la que había recibido como préstamo. De este modo ¡se eliminaba el problema de los intereses! Los arabistas de nuestro país confirman que este esquema se practicaba todavía en los años 80 del siglo pasado.

Pero el progreso avanza, y los instrumentos a disposición del banquero islámico se han hecho más perfectos y variados, y, en general, pueden considerarse como intentos de islamizar los términos y productos de la economía occidental. Son fundamentales, así, fórmulas como la mudaraba (que se podría definir como financiación fiduciaria), en la cual el banco invierte dinero en un determinado proyecto, asumiendo todos los riesgos el dueño del capital.

Todavía más extendida está la llamada musharaka (semejante a una comunidad de bienes). En este caso, dos o más empresas realizan aportaciones a un proyecto común y crean una nueva compañía cuya propiedad se divide en cuotas participativas. Los beneficios se reparten de acuerdo con lo dispuesto en el acuerdo fundacional, mientras que las pérdidas se reparten de acuerdo con el capital invertido.

Los bancos islámicos ofrecen también créditos al consumo, por supuesto, también sin intereses. Estos créditos se conocen como murabaha y funcionan del siguiente modo: supongamos que un cliente necesita comprar un frigorífico por mil rublos y acude a un banco, porque no dispone de dinero en efectivo. Los bancos habituales le prestarán la suma solicitada y le cobrarán, por ejemplo, el 10% en concepto de intereses. Al vencimiento, por ejemplo, al cabo de un año, deberá devolver al banco 1.100 rublos.

El banco islámico, sin embargo, no da dinero para comprar el frigorífico, sino que lo compra por sí mismo, revendiéndolo acto seguido al cliente, pero permitiéndole aplazar el pago un año. No le cobrará intereses, pues, pero al cabo del año el cliente deberá devolver no mil rublos sino 1.100.

Es posible que las instituciones crediticias islámicas sean capaces de funcionar efectivamente de un modo muy flexible. Sin embargo, muchos expertos señalan el hecho de que la ausencia en su arsenal de productos como los futuros o los fondos de alto riesgo (hedge funds) haga difícil que puedan competir con la banca clásica.

Esto podría explicar que incluso en los países como Arabia Saudita, donde rige la sharía, la llamada economía islámica es relativamente pequeña. En Brunéi, donde las instituciones financieras islámicas son las más importantes, no representan más del 40% del mercado.

¿Cómo explicar, pues, el éxito de esta "economía islámica" y su capacidad de resistencia en el contexto de la crisis mundial?

Hasta comienzos de la década de los 70, nadie hablaba de algo parecido a la "economía islámica". El país más avanzado de la región era, quizá, Egipto, cuyo desarrollo dependía en buena medida de la ayuda de la URSS. Y, con todo, para los estándares contemporáneos, la economía egipcia era muy débil y atrasada.

La situación cambió radicalmente debido la coincidencia de dos sucesos: la nacionalización de la industria petrolera en la península arábiga y la guerra árabe-israelí de 1973, que provocó un alza desmesurada de los precios del petróleo.

Los "manantiales de oro negro" que brotaban de las arenas del desierto de Arabia se convirtieron en una lluvia de petrodólares, gracias a los cuales los especialistas occidentales fueron capaces de transformar a las atrasadas monarquías de la zona en una vitrina de las posibilidades de la tecnología y la civilización occidentales.

Y todo ello en un lugar del Oriente por completo alejado de todo esto y, hasta hacía muy poco tiempo, dejado de la mano de Dios. En poco tiempo, cientos de millones de esos petrodólares empezaron a aparecer en los bancos europeos y a invertirse en las empresas occidentales y en las áreas comerciales.

Más tarde, la euforia generada por los ingresos petroleros dio vida a la idea de crear un sistema financiero especial, el islámico. Desde el principio, este proyecto era puramente político: los líderes de Arabia Saudita y varios otros Estados "petroleros" llegaron a la conclusión de que los miles de millones, invertidos en difundir por el mundo estas ideas ligadas al Islam, acabarían rentabilizándose.

Algunos expertos independientes coinciden en que tanto las atractivas condiciones de financiación como la estabilidad de los bancos islámicos en la época de crisis son sufragadas por los petrodólares de las monarquías de la región.

Merece la pena recordar otro factor que explica su éxito. Leonid Vasiliev, famoso orientalista, Doctor en Historia, Catedrático de Historia Universal y Nacional en la Escuela Superior de Economía, señala la estrecha unión de tres tipos de relaciones - estatales, de clan (clientelares y de patronazgo) y de mercado - propia de las economías islámicas tradicionales.

Suele observarse una subordinación de las relaciones de mercado a las primeras dos, siendo la escasa transparencia el rasgo característico de estos esquemas. Esta es, quizá, la razón de las estimaciones tan dispares del volumen de negocios, operados por el sistema financiero islámico.

Parece más que evidente que lo arriba expuesto se diferencia de la tradición europea, que aboga por una economía transparente y competitiva y unas reglas de juego precisas e iguales para todos. Quizá menos evidente, pero no por ello menos importante es la tesis de que el que juegue limpio en mismo terreno de juego acabará perdiendo frente al que siga sus propios cánones, sólo comprensibles para él mismo. La pregunta es entonces: ¿merece la pena en este caso adoptar las reglas ajenas?

Leer más...