martes, 8 de junio de 2010

Bolivia: El presidente Evo Morales advirtió que Bolivia expulsará a la USAID si continúa su injerencia


7 de junio de 2010

El presidente Evo Morales advirtió que si la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) continúa con la intromisión en asuntos internos y soliviantando a sectores sociales, será expulsada de Bolivia.

La víspera, en Cochabamba, Morales acusó a la agencia estadounidense de financiar organizaciones no gubernamentales para que induzcan a sectores sociales a exigir imposibles con el fin de crear conflictos sociales y afectar al gobierno que preside.

Las declaraciones del presidente Morales se produjeron durante la inauguración del décimo congreso extraordinario de las federaciones de productores de coca del trópico en Cochabamba, al sureste de La Paz.

Un día antes, el presidente estadounidense Barack Obama había nombrado a Mark Feierstein, ex asesor de Gonzalo Sánchez de Lozada, quien gobernó en Bolivia de 1993 a 1997, como administrador adjunto de Usaid para América Latina y el Caribe.

La advertencia de Morales se produjo semanas después de que un grupo de campesinos realizó un bloqueo carretero en Caranavi, La Paz, en el que hubo dos muertos, para exigir la instalación de una planta de cítricos.

En esa ocasión el gobierno ya había advertido de presuntos lazos entre Usaid y los dirigentes que impulsaron el conflicto.

En septiembre de 2008 las relaciones entre Bolivia y Estados Unidos se deterioraron debido a que el gobierno de Morales expulsó al embajador estadounidense Philip Goldberg, acusado de conspirar contra el gobierno.

Poco después también fueron expulsadas de Bolivia dos organizaciones de cooperación de Estados Unidos.

La División Antidrogas (NAS) y la Administración de Drogas y Narcotráfico (DEA) fueron expulsadas, mientras que el Cuerpo de Paz se retiró del país en donde se había establecido desde los pasados años 90.

Cada una de estas agencias tenía la misión de cooperar en diferentes áreas con el gobierno boliviano.

La DEA y la NAS en la lucha antidrogas, USAID en proyectos de desarrollo y el Cuerpo de Paz en el desarrollo económico y la conservación ambiental.

Políticos y analistas consideraron que el distanciamiento de las relaciones con Estados Unidos, hace dos años, no aisló a Bolivia de los foros mundiales y tampoco tuvo efectos económicos desastrosos como pronosticaron algunos opositores.

Sin embargo, dicho distanciamiento repercutió en la lucha antidroga.

El ex presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Senadores, Tito Hoz de Vila, y el ex canciller Armando Loayza coincidieron en que en esa ocasión Bolivia no quedó aislada por su ruptura con Estados Unidos.

Incluso, Bolivia inició relaciones con países que no son del agrado de la administración estadounidense, como es el caso de Irán.

El viceministro de Exportaciones y Comercio Interno, Huáscar Ajata, indicó que si bien fueron suspendidas las preferencias arancelarias que beneficiaban al país con un comercio total de 25 millones de dólares, la apertura del mercado venezolano, brasileño y argentino llenó ese vacío.