jueves, 17 de junio de 2010

Se Funden en Uno Solo los Dos Principales Bloques Políticos Shiíes en Iraq


Iraq: Washington se Inmiscuye en la Formación del Nuevo Gobierno

Al-Manar
11/06/2010

Los dos principales bloques políticos shiíes se han fundido en uno con el fin de formar un gobierno tras las elecciones parlamentarias de marzo.

La coalición Estado de Derecho de Nuri al Maliki y la Alianza Nacional Iraquí han anunciado su voluntad de unirse en un solo bloque que llevará el nombre de Alianza Nacional, señaló Reuters.

La coalición Estado de Derecho quedó en segundo lugar y la Alianza Nacional Iraquí ocupó el tercero tras la Lista Iraquí del ex primer ministro Iyad Allawi, que ocupó el primer puesto por sólo dos escaños de diferencia y debido a la división de los partidos shiíes.

Las facciones políticas deberían negociar alianzas para conseguir los suficientes escaños para formar un gobierno, dado que ningún bloque posee la mayoría absoluta, según la ley iraquí.

La Alianza Kurda, que consiguió más de 40 escaños, dijo también que se uniría al nuevo bloque shií para formar gobierno, lo que da a esta nueva coalición suficientes escaños para controlar el Parlamento.

Iraq: Washington se Inmiscuye en la Formación del Nuevo Gobierno


13/06/2010 Según fuentes mediáticas iraquíes, los norteamericanos intentan inmiscuirse en la formación del nuevo gabinete de Iraq.

El subsecretario de Estado de EEUU debe partir esta semana hacia Bagdad, mientras que la Alianza por el Estado de Derecho del primer ministro Nuri al Maliki y la Alianza Nacional Iraquí acaban de formar una nueva gran coalición shií con el nombre de Alianza Nacional.

El portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Philip Crowley, ha anunciado que el subsecretario de Estado para Oriente Medio, Jeffrey Feltman, va a viajar a Iraq para discutir con los responsables iraquíes la formación del nuevo gobierno.

“Feltman se encuentra en Iraq para hablar con responsables iraquíes y el personal de la Embajada y evaluar los progresos obtenidos en el cambio de las relaciones entre EEUU e Iraq y el incremento de la colaboración no militar,” añadió Crowley.

Las injerencias norteamericanas tienen lugar en un momento en el que el vicepresidente iraquí ha hecho conocer su oposición a que otros países se inmiscuyan en los asuntos internos iraquíes.