lunes, 31 de mayo de 2010

Manifestantes en Nueva York: sabotearemos las tiendas de Max Brenner hasta que puedan entrar golosinas a Gaza


31-05-2010
Haaertz

Manifestantes colgaron carteles en el frente de la sucursal de la chocolatería de Max Brenner, ubicada en Union Square . De esta manifestación participaron unas doscientas personas y convocaron a oponerse a la resolución del gobierno israelí de no permitir la llegada de la flota solidaria internacional a las costas de Gaza. En el último año, aumentaron los llamados en Europa y América del norte para boicotear el comercio y las inversiones en Israel por la ocupación de territorios palestinos.

Seis activistas colgaron un gran cartel en el frente de la sucursal ubicada en Union Square, en Nueva York de la cadena de cafés israelí Max Brenner. En el cartel podía leerse: “el sitio a Gaza no es dulce: boicot a Max Brenner”. Los manifestantes señalaron que en el marco del sitio que Israel impone a la Franja de Gaza desde hace tres años, prohíbe la entrada de golosinas, según informa el sitio de Internet Indymedia de los Estados Unidos. Ayer manifestaron unas doscientas personas en la Plaza Times contra la decisión del gobierno de Israel de no permitir a la flota de solidaridad internacional llegar a las costas de Gaza.

En el último año, aumentaron los llamados en Europa y América del norte para boicotear el comercio y las inversiones en Israel por la ocupación de territorios palestinos. Así, por ejemplo, el último fin de semana, dos cadenas grandes de almacenes italianas, Coop Italia y Nordiconad, anunciaron que dejan de comercializar productos agrícolas israelíes todo el tiempo que Agresco se niegue a separar los productos originarios de las colonias de los que provienen de Israel fronteras anteriores a 1967.

En el último mes de diciembre, aconsejó el gobierno de Gran Bretaña a los comercios de almacenes, separar en forma clara los orígenes de los productos, sean de las colonias ó del territorio de Israel. Algunos comentaristas dijeron que este señalamiento aumenta la posibilidad de organizar el boicot de los consumidores británicos.

En el mes de septiembre último, el gobierno noruego anunció el retiro de los fondos en Albitt inversiones por estar involucrados en la construcción del muro del apartheid. En el mes de agosto, se anunció que la compañía de inversiones privada Belakork, la segunda en tamaño de acciones, quitó sus capitales de Afrika-Israel de Lev Leviav, por el mismo hecho de estar involucrada en las construcciones de la Ribera Occidental.

El fondo de origen caritativo británico, Oxfam, y el fondo para los niños UNICEF se negaron, en el último año, a recibir donaciones de Lev Leviav, y la embajada británica en Israel decidió no alquilar un piso en una torre telavivense, propiedad de Afrika-Israel.

http://www.themarker.com/tmc/article.jhtml?ElementId=nh20100528_04&from=haaretz