martes, 1 de junio de 2010

Turquía: Israel Debe Soportar las Consecuencias de este Crimen


Al-Manar
31/05/2010

Mientras centenares de airados manifestantes turcos intentaron irrumpir en el Consulado israelí en Estambul tras el ataque israelí contra los buques con destino a la Franja de Gaza en aguas internacionales, el Ministerio turco de Exteriores condenó la masacre israelí diciendo que puede llevar a “irreparables consecuencias” en los vínculos bilaterales.

“Al atacar a civiles, Israel ha mostrado una vez más su desprecio por la vida humana y las iniciativas pacíficas. Condenamos con fuerza estas prácticas inhumanas de Israel,” dijo el Ministerio de Exteriores turco en una declaración. “Este deplorable incidente, que tuvo lugar en aguas internacionales y constituye una flagrante violación de la ley internacional, puede llevar a irreparables consecuencias en nuestras relaciones bilaterales. Israel tendrá que soportar las consecuencias de este comportamiento, que constituye una violación de la ley internacional,” señaló la declaración.

El embajador israelí, Gabby Levy, fue convocado al Ministerio de Exteriores turco, donde mantuvo un encuentro de 20 minutos con un responsable turco y abandonó el lugar sin hacer ninguna declaración. “A Israel se le comunicó que Turquía retiene todos sus derechos bajo la ley internacional con respecto a este asalto,” dijo un diplomático turco, que pidió no ser nombrado, a AFP. “Estamos considerando las acciones que podemos tomar en base a la ley internacional.” Una fuente turca dijo que era posible que el embajador israelí fuera expulsado del país.

Entretanto, varios centenares de personas en Estambul se manifestaron haciendo ondear banderas palestinas y llevando keffiyas blancas y negras. “Abajo con el sionismo,” gritaron los manifestantes, cuyo paso fue obstaculizado por vehículos blindados de la policía, que les impidió irrumpir en el consultado. Otros eslóganes pidieron que Turquía enviara tropas a Gaza.

En una segunda manifestación, una multitud de 150 a 200 personas se reunieron en el exterior de la residencia del embajador israelí en Ankara gritando “Muerte a Israel” y recitando plegarias.

Turquía pidió un informe detallado sobre la suerte que han corrido todas las personas que iban en los barcos, añadiendo que ellas incluían ciudadanos de un total de 33 países. Un responsable oficial dijo también que los pasajeros turcos y los heridos deberían ser repatriados a Turquía en el plazo de tiempo más corto posible y los buques liberados.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, canceló su viaje a Chile por este crimen israelí y se dirigió a Ankara para realizar un seguimiento de la crisis.

Varios de los buques de la flotilla asaltada eran turcos que llevaban ayuda a la Franja de Gaza.

Se cree que la mayoría de los muertos en el ataque israelí a la flotilla son turcos.