sábado, 5 de junio de 2010

Miles de campesinos haitianos rechazan la donación de semillas transgénicas


5 de junio de 2010

Puerto Príncipe, 4 jun (EFE).- Miles de campesinos haitianos se manifestaron hoy en Hinche (este) para rechazar una donación de 475 toneladas de semillas transgénicas que ofreció la agroquímica estadounidense Monsanto al Gobierno de Haití.

Los organizadores estimaron en 20.000 los participantes a esta marcha, que salió de la localidad de Papaye, base de un movimiento campesino que lleva el mismo nombre, hasta el parque de Charlemagne Peralte.

'Queremos denunciar la semilla Monsanto, introducida al país por el Gobierno (haitiano) y el proyecto Wiener financiado por el Gobierno estadounidense', declaró a Efe el dirigente campesino, Filfranc Saint Naré.

En Haití se encuentran 75 de las 475 toneladas prometidas por Monsanto y los manifestantes pidieron al Gobierno 'negarse a recibir el resto'.

Al mismo tiempo, llamaron a los campesinos de todas las regiones de Haití a 'quemar las semillas Monsanto que ya fueron distribuidas'.

Los dirigentes de los movimientos campesinos que organizaron la marcha quemaron dichas semillas en el parque Charlemagne Peralte.

'Quemamos estas semillas genéticamente modificadas para demostrar al mundo entero que las rechazamos', declaró Saint Naré, quien las calificó de 'agroveneno'.

El dirigente estimó que la marcha 'demuestra que los campesinos son verdaderamente sensibilizados' y que 'hay una real posibilidad de conducir una gran lucha contra Monsanto'.

En la manifestación, participaron delegaciones de varias regiones de Haití, provenientes de organizaciones como el Movimiento Campesino del Congreso de Papaye (MPNKP), Cabezas Unidas (Tet Kole) y Coordinación Regional de las Organizaciones del Sureste (CROSS).

Representantes de movimientos estudiantiles y organizaciones sociales como la Plataforma para un Desarrollo Sostenible participaron de la manifestación, así como organismos sociales de República Dominicana y Brasil.

En mayo pasado, la posibilidad de que semillas genéticamente modificadas fueran distribuidas por el Gobierno haitiano alimentó controversias.

Los campesinos reclamaron también la dimisión del presidente haitiano, René Préval, y condenaron sus iniciativas de prolongar el estado de urgencia por 18 meses y su mandato hasta el 14 de mayo de 2011, en caso de que no se celebren elecciones generales a finales de este año.

Además de la protesta campesina, centenares de personas se manifestaron de nuevo hoy en la capital exigiendo la renuncia de Préval. La manifestación fue dispersada por la policía en los alrededores del palacio presidencial.