sábado, 5 de junio de 2010

Los activistas de la Flotilla de la Libertad recibieron disparos a quemarropa en la cabeza


Los resultados de las autopsias revelan que los nueve muertos del Mavi Marmara tenían hasta treinta impactos de bala

Robert Booth
The Guardian
Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández
05-06-2010

Israel estaba noche bajo presiones para que permitiera una investigación independiente sobre su asalto contra la flotilla de ayuda a Gaza, una vez conocidos los resultados de la autopsia efectuada a los cuerpos de los asesinados, obtenidos por el Guardian, que revelaban que les abrasaron con balas de 8mm, muchas de ellas disparadas a quemarropa.

A los nueve hombres turcos asesinados a bordo del Mavi Marmara se les disparó un total de 30 veces y cinco de ellos murieron por heridas de disparos en la cabeza, según el vicepresidente del consejo turco de medicina forense, que fue quien realizó las autopsias para el ministerio turco de justicia.

Los resultados revelaron que a un hombre de 60 años, Ibrahim Bilgen, se le disparó cuatro tiros en la sien, el pecho, la cadera y la espalda. Fulkan Dogan, de 19 años, que también tiene ciudadanía estadounidense, recibió cinco disparos a menos de 45 centímetros en el rostro, en la nuca, dos en la pierna y uno en la espalda. Otros dos hombres recibieron cuatro disparos, y a cinco de las víctimas se les disparó en la nuca o en la espalda, dijo Yalcin Buyuk, vicepresidente del consejo de medicina forense.

Los resultados aparecieron al mismo tiempo que varios supervivientes ofrecían su testimonio sobre los asaltos. Ismail Patel, vicepresidente del pro-palestino grupo de Amigos de Al-Aqsa, con sede en Leicester, que ayer volvió a Gran Bretaña, declaró haber sido testigo de los ajusticiamientos y afirmó que Israel había actuado con la premisa de “disparar a matar”.

Calculó que durante la parte más sangrienta del asalto, los comandos israelíes dispararon a una persona por minuto. Un hombre recibió un tiro fatal en la nuca a unos 40-50 centímetros de distancia y a otro le dispararon entre los ojos. Añadió que al igual que los que resultaron asesinados, otros 48 sufrieron disparos de bala y hay seis activistas que siguen desaparecidos, apuntando que el número de víctimas podría ser más alto.

Esa última información sobre la forma e intensidad con que se perpetraron los asesinatos socava la insistencia de Israel en que los soldados abrieron fuego sólo en autodefensa y en respuesta a los ataques de los activistas.

“Considerando la existencia de pruebas tan comprometedoras que contradicen la versión ofrecida por los medios israelíes de que los soldados habían sido muy selectivos en la forma en que habían llevado a cabo su misión, ahora hay una necesidad absoluta de que se lleve a cabo una investigación internacional”, dijo el parlamentario Andrew Slaughter, miembro del grupo del partido para las relaciones entre Gran Bretaña y Palestina.

Israel dijo anoche que el número de balas encontradas en los cadáveres no altera el hecho de que los soldados actuaron en autodefensa. “La única situación en la que un soldado dispara es cuando se encuentra claramente en una situación que amenaza su vida”, dijo un portavoz de la embajada israelí en Londres. “Al apretar el gatillo, puede que unas cuantas balas vayan a parar el mismo cuerpo, pero no cambia el hecho de que estaban frente a una situación amenazadora para sus vidas”.

Manifestantes de todo el país marcharán mañana [5 de junio] desde Downing Street hasta la embajada israelí para pedir que se exijan responsabilidades a Israel por sus acciones.

A principios de semana, William Hague, el secretario de política exterior, dijo que el gobierno pediría una investigación bajo auspicio internacional si Israel se negaba a realizar una investigación independiente, que incluyera presencia internacional.

Los resultados de la autopsia se hicieron públicos cuando la última de las víctimas turcas estaba ya enterrada.

El Dr. Haluk Ince, presidente del consejo de medicina forense en Estambul, dijo que sólo en uno de los casos había una sola herida de bala, un disparo en la frente hecho desde una distancia cercana, mientras el resto de las víctimas sufrían heridas múltiples. “Todas las balas estaban intactas. Esto es importante en un contexto forense. Cuando una bala golpea antes otro lugar y rebota en el cuerpo, se deforma. Si entra directamente en el cuerpo, la bala está completamente intacta”.

Añadió que todas salvo una de las balas recuperadas de los cuerpos eran de tamaño de 9mm. Acerca de la que era de otro tamaño, dijo: “Es la primera vez que veo que ese tipo de material se utiliza en armas de fuego. Era justo un contenedor que incluía muchos tipos de perdigones que normalmente se utilizan en escopetas. Penetró la cabeza por la zona de la sien y la encontramos intacta en el cerebro”.

Un comando israelí no identificado, que al parecer fue el que dirigió el ataque contra el Mavi Marmara, decía hoy en la página israelí de noticias Ynet News que le disparó a un activista que se acercó a él con un cuchillo. “Me encontraba frente a un grupo de gentes con cuchillos y palos”, dijo. “Monté mi arma cuando vi que uno venía hacia mi con un cuchillo y disparé de inmediato. Otras veinte personas se me acercaron por todas partes y me lanzaron por la cubierta abajo…

“Sabíamos que eran activistas por la paz. Aunque querían romper el bloqueo de Gaza, pensamos que encontraríamos una resistencia pasiva, quizá resistencia verbal, no nos esperábamos eso. Todo el mundo quería matarnos. Nos enfrentamos a terroristas que querían matarnos e hicimos cuando pudimos para impedir que hubiera víctimas innecesarias”.

El Rachel Corrie, un navío irlandés fletado por los activistas del movimiento Free Gaza, sigue su curso hacia la Franja. Yossi Gal, director general en el ministerio de exteriores israelí, dijo que Israel “no deseaba una confrontación” pero que pedía que el buque atracara en Ashdod, no en Gaza.

“Si el buque decide navegar hacia el puerto de Ashdod, entonces le aseguraremos una llegada sin problemas y no lo abordaremos”, dijo.

Fuente:
http://www.guardian.co.uk/world/2010/jun/04/gaza-flotilla-activists-autopsy-results