lunes, 14 de junio de 2010

El «Sippenhaftung» de Schumer y los niños de Gaza


El senador Schumer toma bollos y té

14-06-2010
Juan Cole
Juancole.com
Traducido del inglés por Carlos Sanchis y revisado por Caty R.

«Gaza» es una abstracción para la mayoría de los israelíes, incluidos partidarios de Israel como el Senador Charles Schumer, de Nueva York. La mayoría del millón y medio de los habitantes de Gaza ni siquiera son de allí, sino de lo que ahora se conoce como Israel.

Los estadounidenses no saben, y quizás no les importa, que el 68% de los habitantes de Gaza son refugiados que viven en 8 campos, que Israel hizo con ellos una limpieza étnica y los expulsó violentamente de sus casas, en los años 1947 y 1948, de lo que ahora se conoce como Israel. Y no, no eran combatientes, sólo civiles atrapados en un especie de guerra civil. Perdieron grandes cantidades de propiedades y sus hogares, que hoy alcanzarían cifras de miles de millones, pero nunca han percibido un céntimo de los israelíes en reparación o indemnizaciones. Luego, en el invierno de 2008-2009, el ejército israelí destruyó una de cada 8 casas palestinas, dejando todavía a más población sin hogar.



Schumer acusa a los habitantes de Gaza de no «reconocer» a Israel, que es como acusar a los pelícanos del Golfo de México de no «reconocer» a la British Petroleum. Si Schumer quiere el reconocimiento y la buena voluntad de los habitantes de Gaza, debería disponer lo necesario para que se les paguen sus tierras y sus hogares de los que fueron expulsados por los israelíes convirtiéndolos en refugiados sin hogar en una especie de gran campo de concentración en Gaza. Y ahora los están medio matando de hambre.

Think Progress ha revelado que Schumer dijo a una audiencia ortodoxa:

«El pueblo palestino todavía no cree en el Estado judío, en una solución dos Estados. Más que antes, pero la mayoría todavía no creen. Su visión fundamental es que ‘los europeos trataron mal a los judíos y les dieron nuestras tierras’. Eso es lo que piensan los palestinos [...] Ellos no creen en la Torá, en David […] Hay que obligarles a reconocer que Israel está aquí para quedarse. El boicot a Gaza para mí tiene otro propósito -obviamente el primer propósito es impedir que Hamás obtenga armas que utilizará para dañar a Israel- pero el segundo es en realidad mostrar a los palestinos que con un poco de moderación y cooperación pueden conseguir avances económicos. Si hay una guerra total contra Israel, pagada por Hamás, no irán a ninguna parte. Y para mí, puesto que los palestinos de Gaza eligieron a Hamás, aunque ciertamente debería haber ayuda humanitaria y que la gente no muera de hambre, estrangularles económicamente hasta que comprendan que ése no es el camino a seguir, tiene sentido».

¿Así que cualquier cosa por debajo «de matarlos de hambre», es decir, el exterminio en masa en los campamentos, está bien siempre y cuando convenza al enemigo?

¿Qué hay de una clase de matar de hambre de forma que el 10% de los niños sufra atrofia por malnutrición? ¿Vale la pena? ¿O que la mayoría de los habitantes de Gaza se hallen en la situación de «inseguridad alimentaria», según las Naciones Unidas? Ambas son la situación actual que apoya Schumer.



¿Qué tal que los niños de Gaza busquen comida en la basura?

Alrededor del 56% de la población de Gaza son niños, que difícilmente pudieron votar por Hamás, pero Schumer desea castigarlos económicamente.

Aunque Schumer no reconoce un Estado palestino, sin embargo recibe tres copiosas comidas diarias.

Como explicó Think Progress, nada de lo que dijo Schumer es verdad. La mayoría de los palestinos es favorable a una solución de los dos Estados. Además los palestinos son musulmanes y cristianos que, de hecho, reconocen la Torá (la Biblia hebrea, que el Corán alaba, tan llena de guía y luz) y a David (a quien el Corán llama «Da’ud») Schumer es vergonzosamente ignorante sobre cultura palestina, pero es cierto que los palestinos no deducen de la existencia de David o de las alabanzas del Corán a la Torá o la Biblia las mismas conclusiones que los políticos sionistas contemporáneos o los nacionalistas judíos: que los judíos tienen derecho a expulsar a la población local de Palestina y a usurpar sus propiedades sin compensación. Por entonces ningún judío extrajo semejante conclusión. Pero por otra parte, virtualmente ningún judío llegó a tal conclusión en los Estados Unidos de América hasta después de la Segunda Guerra Mundial, y la mayoría de las diásporas judías rechazaron tal idea hasta esa era.

Y en cuanto a la idea de que todos los habitante de Gaza, niños incluidos, deben ser castigados económicamente de acuerdo con el sionismo de Schumer, sólo hay un modo de que tenga sentido. Puesto que los niños de Gaza no votaron por Hamás, si están siendo castigados por los crímenes de Hamás, debe de ser porque están relacionados con miembros de Hamás.

Castigar a las personas por estar relacionadas con los enemigos del Estado se llama en alemán Sippenhaft o Sippenhaftung. Normalmente no me gustan las analogías de los años 30 y 40 en Europa con el pensamiento contemporáneo porque eso inevitablemente ofende incluso a una audiencia judía favorable. Pero hay que señalar que el Sippenhaftung se puso en práctica contra familias gentiles de miembros disidentes alemanes tales como los implicados en la trama para asesinar a Hitler, y que Stalin también desplegó la táctica de castigar familiares de disidentes. Y no hay otra forma de leer la prescripción de Schumer para poner a los niños de Gaza a dieta que como una forma contemporánea de Sippenhaftung.

Y esto es vergonzoso y Schumer se merece la comparación por sus sentimientos inhumanos.

Para escuchar a Schumer haciendo estos comentarios: http://www.youtube.com/watch?v=MBliz7wSCrw&feature=player_embedded

Fuente: http://www.juancole.com/2010/06/schumers-sippenhaftung-and-the-children-of-gaza.html