sábado, 12 de junio de 2010

Detengamos el lavado ecológico del Apartheid: Detengamos al Fondo Nacional Judío


12-06-2010
Rebelión

El Jewish National Fund (JNF) [Fondo Nacional Judío]1 desempeñó un papel decisivo en la limpieza étnica de Palestina durante la Nakba de 1948, y sigue manteniendo hoy en día su función de apoyo al régimen de apartheid de Israel.

El JNF proporcionó apoyo político, financiero y de inteligencia4 a las fuerzas sionistas en su conquista, masacres y operaciones de limpieza étnica que caracterizaron la guerra de 1948-49 y la Nakba Palestina. En la actualidad, el JNF controla grandes extensiones de terreno pertenecientes a millones de palestinos, desarrollándolas exclusivamente para personas de “nacionalidad judía”, un concepto establecido y promovido en los estatutos del JNF para excluir a todos los demás.

El JNF fue creado en 1901 para adquirir tierras y derechos de propiedad en Palestina y más allá de ella, exclusivamente para los asentamientos judíos. Mientras que a los palestinos indígenas se les prohíbe arrendar, construir, administrar o trabajar sus propias tierras, el JNF mantiene las tierras en fideicomiso para “aquellos de raza judía y sus descendientes” que habiten en cualquier lugar del mundo a fin de “velar por los intereses de los judíos en la región prescrita.”5

Para mantener este control racista sobre la mayoría de tierras palestinas confiscadas, Israel adoptó el modelo del JNF de administración discriminatoria de tierras como política oficial y estatal. En 1953, el Knesset israelí aprobó por ley un status especial para el JNF que le permitía desempeñar funciones gubernamentales en tanto que institución sionista (“sólo para judíos”). El JNF continúa operando como organización estatutaria6 bajo la ley israelita con control directo sobre el trece por ciento de la tierra del Israel de antes de 1967. Por ende, el JNF designa a seis de los trece miembros de la junta gubernativa de la Israel Lands Authority (ILA) [Autoridad de Tierras de Israel], que administra el trece por ciento del JNF, además del ochenta por ciento de todas las tierras de Israel. Es mediante esta relación con el JNF que Israel, país que se describe a sí mismo como la única democracia en el Oriente Próximo, asigna las funciones estatales de administración de tierras a esta organización estatutaria y discriminatoria.

Tras la Nakba de 1948 y la expulsión de unos dos tercios de la población palestina de su patria, el JNF fue remodelado como organización ecologista dedicada a actividades forestales. Los bosques, parques y lugares de recreo, construidos sobre las ruinas de cientos de pueblos palestinos destruidos y despoblados, han sido cruciales en los repetidos intentos oficiales de Israel de ocultar de la opinión pública toda evidencia de la limpieza étnica de Palestina. EL JNF es, por tanto, cómplice en la negación de los derechos de los palestinos a regresar a sus propias tierras, y a que les sean restituidas tras la debida compensación. También es cómplice de lavar la imagen de Israel como régimen de apartheid, colonización y ocupación.

Las actividades del JNF no se limitan al mandato de Palestina que la convirtió en Israel en 1948. El Canada Park del JNF, por ejemplo, se erigió sobre los restos de los pueblos palestinos de Imwas, Yalu y Beit Nuba, que el ejército israelí despobló y arrasó por orden explícita del General Yitzhak Rabin, por entonces comandante en jefe, durante la guerra de 1967. Además, mediante su subsidiaria Hemnuta, el JNF ha adquirido ilegalmente tierras y casas en la ocupada Cisjordania, y especialmente en la Jerusalén ocupada desde 1967.

En la actualidad continúan los proyectos de deportación y forestación, particularmente en el Naqab (Negev) y en Galilea. En estas zonas, los proyectos de “desarrollo”, en los que el JNF desempeña un papel importante, van dirigidos a la deportación forzada de los ciudadanos palestinos de Israel para dar paso a asentamientos exclusivamente judíos y a los parques y bosques del JNF.

El JNF sigue siendo un recaudador de fondos a escala global para la colonización y apartheid en Israel. A pesar de su complicidad en crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, y a pesar de su status como agente estatutario del Estado de Israel, el JNF y sus organizaciones afiliadas gozan de un status de ONG en más de cincuenta países como organizaciones ecológicas. Estas ramas del JNF se dedican también a promover el apoyo político necesario para legitimizar y promocionar el apartheid israelita, labor que facilitan las élites políticas, económicas y culturales de los países que han firmado como patronos del JNF.

Como pertenecientes al movimiento global para el Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) contra el Estado de Israel hasta que éste respete e implemente el derecho internacional, las organizaciones abajo firmantes apelan a la sociedad civil mundial a que se unan a nuestra campaña contra el JNF de la siguiente manera:

Exponiendo y documentando el papel del JNF en la limpieza étnica de Palestina.
Protestando y obstaculizando las actividades de recaudación de fondos del JNF a nivel mundial.
Condenando las actividades del JNF en los tribunales populares y las comisiones de la verdad.
Apoyando a las organizaciones palestinas e israelitas que luchan contra las deportaciones forzadas de los palestinos en el Naqab y Galilea.
Pidiendo a las organizaciones que colaboran con el JNF, especialmente aquellas con mandatos ecológicos y antirracistas, que rompan sus vínculos con el JNF.
1 En hebreo, Karen Kayemet L’Yisrael (KKL) [literalmente, el “Fondo Perpetuo para Israel.”] En algunos países, las organizaciones afiliadas utilizan este nombre en vez de JNF.

2 Limpieza étnica mediante la expulsión, masacre y deportación de la población y otros delitos graves y crímenes definidos en la Cuarta Convención de Ginebra (1949), así como en el Estatuto del Tribunal Militar Internacional de Nuremberg (1945) y el Estatuto de Roma del Tribunal Criminal Internacional (1998).

3 El término apartheid se refiere al delito definido en el Artículo 2 de la Convención Internacional para la Supresión y Penalización del Delito de Apartheid (véase:http://treaties.un.org/doc/Publication/UNTS/Volume%201015/volume-1015-I-14861-English.pdf) y el Artículo 7 del Estatuto de Roma del Tribunal Criminal Internacional (véase: http://untreaty.un.org/cod/icc/statute/romefra.htm).

4 El JNF jugó un papel importante en la preparación de los “archivos de pueblos” usados por las fuerzas sionistas como principal referencia para planear y ejecutar la despoblación y destrucción de las comunidades palestinas en la Nakba de 1948 (veáse: Ilan Pappe, The Ethnic Cleansing of Palestine, Oxford: One World Press, 2006, pp. 17-22, Traducción al castellano, La limpieza étnica de Palestina, Barcelona, Crítica).

5 JNF/KKL Memorandum of Association

6 Organizaciones estatutarias o paraestatales son organizaciones que participan en las funciones del estado mediante un acuerdo formal y legal.



Adhesiones

Palestinian BDS National Committee (BNC) [www.bdsmovement.net]
The International Jewish Anti-Zionist Network (IJAN) [www.ijsn.org]
Scottish Palestine Solidarity Campaign [www.scottishpsc.org.uk]
Collectif Judéo Arabe et Citoyen pour la Paix, Strasbourg
Collectif 69 De Soutien Au Peuple Palestinien [http://collectif69palestine.free.fr]
Canada Palestine Association
Nederlands Palestina Komitee [www.palestina-komitee.nl]