sábado, 29 de mayo de 2010


Un hombre se acercó al Profeta en busca de un consejo.
El Profeta (P) le dijo: Protege tu lengua.
El hombre le pidió más consejos al Profeta (P) y él le dijo:
¡Hay de ti! No hay nada que arroje más a la gente a las fauces del Infierno que lo que sale de sus lenguas.



Dijo el Profeta (P): Hacer favores protege de una muerte violenta, la caridad en secreto apaga la ira de Dios, preocuparse por los familiares prolonga la vida. Todo favor es caridad. La gente de la caridad en este mundo será también la gente de la caridad en la Otra Vida. De igual manera, la gente del mal en este mundo será la gente del mal en la Otra Vida. La Gente que hace caridad estará primero que otros en el Paraíso.
Tuhaful Úqul