sábado, 29 de mayo de 2010

Niños Palestinos Sufren Torturas en las prisiones de Israel


Al-Manar
29/05/2010

La mayor parte de los muchos niños palestinos arrestados por el Ejército y la Policía israelí han sido intimidados y han sufrido abusos y maltratos, según los impactantes testimonios de menores que fueron arrestados el pasado año. Tales maltratos ocurren antes y durante los interrogatorios. Varios menores padecieron también asaltos sexuales.

La rama Palestina de la ONG Defensa de los Niños Internacional (DNI) ha pedido a las Naciones Unidas que investigue las quejas de estos abusos, maltratos y asaltos sexuales.

La organización ha recogido 100 testimonios detallados de menores entre los 12 y los 17 años que fueron arrestados el pasado año, inmediatamente tras su liberación. La mayoría de los hallazgos no fueron una sorpresa para los activistas del DNI.

Sesenta y nueve menores se quejaron de haber sido golpeados por soldados israelíes (bofetadas, patadas y golpes con la culata de un rifle o con un bastón). Casi todos -el 97%, incluyendo niños entre los 12 a los 15 años- fueron mantenidos durante horas con sus manos esposadas y al 92% les fueron vendados los ojos durante largos períodos de tiempo. Un 26% fueron obligados a permanecer en posiciones dolorosas.

Así por ejemplo, un niño fue atado, se le vendaron los ojos y fue colocado en el suelo de un jeep o vehículo y así permaneció en su camino hacia la prisión. La mitad de los niños que fueron arrestados señalaron que los soldados israelíes les maldijeron y amenazaron antes del interrogatorio o para obligarles a confesar los cargos de los que les acusaban. A otros niños les hicieron falsas promesas de una inmediata libertad si confesaban.

A los niños se les decía con frecuencia que el soldado que les golpeaba era también el interrogador a quien ellos debían confesar. La mayoría de ellos manifestaron que fueron retenidos durante muchas horas sin recibir comida o bebida.

El DNI dijo que los numerosos testimonios servían para establecer una patente de conducta y dijo que estas prácticas violan la ley internacional y los derechos de los niños.

Además, el causar dolor o llevar a cabo una intimidación para extraer una confesión de un menor o obligarle a incriminar a otros es algo definido por la ley internacional como tortura.

Cabe también resaltar las quejas sobre abusos sexuales cometidos contra niños por los ocupantes israelíes. Los menores a menudo tienen dificultad en hablar acerca de este aspecto de su arresto y el tema surgió en las conversaciones de los abogados del DNI con los niños.

Cuatro menores sufrieron asaltos de tipo sexual y 12 fueron amenazados con uno. La amenaza fue acompañada por violencia física. La pasada semana, la rama palestina del DNI envió al relator de la ONU que monitoriza los temas de tortura, 14 quejas presentados por presos palestinos, de edades comprendidas entre los 13 y 16 años, que sufrieron asaltos sexuales durante su detención desde enero de 2009 a abril de 2010.

Las declaraciones enviadas a la ONU informan sobre ataques directos, incluyendo presiones sobre los testículos de los niños y amenazas de un fuerte dolor físico si no confesaban haber arrojado piedras a los soldados de ocupación israelíes.