sábado, 16 de marzo de 2013

UNICEF critica malos tratos de Israel a los niños palestinos


César Chelala
Common Dreams
 Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

 Un nuevo informe de UNICEF: “Niños en detención militar israelí” critica enérgicamente el trato dado por Israel a niños palestinos detenidos. Según UNICEF, 700 niños palestinos entre 12 y 17 años, en su mayoría varones, son arrestados cada año en Cisjordania ocupada y sufren duros interrogatorios por militares, policías y agentes de seguridad israelíes. En algunos casos, declara UNICEF, ha identificado prácticas que “equivalen a trato o castigo cruel, inhumano o degradante según la Convención de los Derechos del Niño (CRC) y la Convención contra la Tortura (CAT). El informe de UNICEF confirma lo que numerosos activistas por los derechos humanos (entre ellos individuos y organizaciones israelíes) han estado denunciando durante años. El informe de UNICEF es el resultado de varios años de recogida de información por la agencia de las Naciones Unidas, relacionada con graves violaciones de los derechos humanos cometidas contra niños palestinos en Israel y el territorio palestino ocupado, incluyendo el arresto y detención de niños. La información reunida es pasada regularmente al Grupo de Trabajo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre Niños y Conflicto Armado. Crecientes afirmaciones sobre malos tratos de niños palestinos retenidos en el sistema de detención militar de Israel condujeron a este estudio. Según el Artículo 37 de la Convención de Derechos del Niño, los Estados Parte deben asegurar que “ningún niño será sometido a tortura o a otro tratamiento o castigo cruel, inhumano o degradante”, y “Todo niño o niña privado de su libertad tendrá derecho a rápido acceso a ayuda legal y otra apropiada, así como derecho a cuestionar la legalidad de la privación de su libertad ante un tribunal u otra autoridad competente, independiente e imparcial y a una rápida decisión sobre dicha acción”. Estas provisiones han sido repetidamente violadas por las autoridades israelíes. Como declara UNICEF, “Fuera de las obligaciones de Israel según el derecho internacional, los principios guiadores relacionados con la prohibición de la tortura en Israel se encuentran en una decisión de 1999 de la Corte Suprema que también es legalmente vinculante para los tribunales militares israelíes. La Corte concluyó que un interrogatorio razonable es necesariamente libre de tortura y tratamiento cruel, inhumano o degradante, y que esta prohibición es absoluta.” Lo que hace que las conclusiones de este informe sean particularmente relevantes es que Yigal Palmor, portavoz del Ministerio de Exteriores israelí, declaró que funcionarios del ministerio y los militares israelíes habían cooperado con UNICEF en el trabajo realizado para este informe, y que el objetivo del gobierno israelí es mejorar el tratamiento dado a menores palestinos detenidos. El maltrato de menores palestinos comienza con el arresto, que es realizado usualmente en medio de la noche por soldados fuertemente armados, y continúa durante el procesamiento y la sentencia. La mayoría de los menores son arrestados por arrojar piedras; sin embargo, sufren violencia física y amenazas, muchos son forzados a confesar actos que no han cometido y, además, muchas veces no tienen acceso a un abogado o a su familia durante el interrogatorio. Los resultados de UNICEF se basan en más de 400 casos documentados reunidos desde 2009, así como en documentos legales, informes gubernamentales y no gubernamentales, y entrevistas con niños palestinos y sus familias y con funcionarios y abogados israelíes y palestinos. Los abusos del gobierno israelí contra niños palestinos no se limitan a Cisjordania. En el pasado, UNICEF también ha informado que un bebé de cada tres corre riesgo de muerte debido a carencias médicas en Gaza. El gobierno de Israel también ha prohibido la distribución de alimentos especiales a unos 20.000 niños de Gaza de menos de cinco años, lo que lleva a anemia, problemas de crecimiento y debilidad general causados por la desnutrición. El 20 de octubre de 2011, Richard Falk, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados había urgido al gobierno israelí a adoptar directivas para la protección de niños palestinos en línea con los principios humanitarios internacionales y los estándares de derechos humanos. En su informe, Falk señala el caso de una niña de tres años que fue llevada de su casa a las 3 de la madrugada y amenazada a punta de pistola: “Se le dijo que se le dispararía y que la casa de su familia sería destruida a menos que confesara el paradero de su hermano”, dijo el señor Falk, “y ahora, su madre explicó, la niña no puede dormir por la noche y es incontinente”. El tratamiento dado a niños y adolescentes detenidos contraviene los principios democráticos de Israel, contribuye a la perpetuación del conflicto en Medio Oriente y perjudica la búsqueda de paz en la región. César Chelala, MD, PhD, es co-galardonado con el premio del Overseas Press Club of America. También es corresponsal extranjero de Middle East Times International (Australia). Fuente: http://www.commondreams.org/view/2013/03/14-3