domingo, 30 de mayo de 2010

Israel ataca la 'Flotilla de la Libertad' y causa 15 muertos y 30 heridos


El convoy de ayuda está compuesto por seis barcos, tres de ellos turcos
La Flotilla asegura que ningún integrante de las embarcaciones iba armado.
Transporta 10.000 toneladas de ayuda humanitaria a la Franja de Gaza

Sal Emergui Efe Ashdod Estambul
lunes 31/05/2010

Soldados israelíes atacaron hoy la 'Flotilla de la Libertad', un grupo de seis barcos que transporta a más de 750 personas con ayuda humanitaria para Gaza, causando 14 muertos y 30 heridos, según han informado la televisión israelí Canal 10. Entre los fallecidos podría haber seis soldados turcos, por lo que el Gobierno de Ankara ya ha advertido de 'consecuencias irreparables' en las relaciones bilaterales entre ambos países.

Los medios turcos mostraron imágenes captadas dentro del barco turco 'Mavi Marmara', en las que se veían a los soldados israelíes abriendo fuego.

Dos españoles, los activistas Manuel Tapial y Laura Arau, de la ONG Cultura, Paz y Solidaridad Haydeé-Santa María, viajaban en el barco Mavi Marmara invitados por la asociación turca IHH, responsable de buena parte de la organización de la Flota de la Libertad.

El abordaje del comando israelí se produjo antes de lo previsto por los organizadores de la Flotilla, que pretendían intentar llegar a Gaza este lunes.

El Canal 2 israelí informa de que "el abordaje ha sido violento, ante la resistencia con barras de hierro y cuchillos de los activistas en el barco principal, el 'Mavi Marmara'". Los organizadores de la flotilla aseguran que ningún integrante de las seis embarcaciones iba armado.

En el puerto de Ashdod, se ha declarado el estado de alerta. El líder de Hamas, Ismail Haniya ha condenado "el ataque salvaje" de Israel contra la Flotilla y se prevén manifestaciones de protesta en Cisjordania y en la Franja de Gaza. Además, portavoces del brazo armado de la la Yihad islámica amenazan con acciones de represalia.

El ministro iraelí de Industria y Comercio, Binyamin Ben Eliezer, ha lamentado los muertos después de la intervención del Ejército iraelí contra la flotilla que llevaba ayuda a Gaza. "Las imágenes no son amables. Lo único que puedo hacer es lamentar todas las muertes", ha declardo en una primera reacción oficial israelí el ministro.

El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, ha convocado esta mañana una reunión en Tel Aviv con todos sus asesores "ante los imprevistos resultados de un asalto que se esperaba que transcurriera sin víctimas mortales".

Disparos con fuego real
El embajador israelí en Turquía ha sido llamado de urgencia a consultas en el Ministerio de Exteriores en Ankara. El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, ha convocado una reunión de urgencia para analizar el abordaje de los barcos.

En contacto telefónico en directo con los buques, miembros del convoy humanitario, que está formado en su mayoría por activistas turcos, según informaron de que los comandos israelíes abordaron a los barcos turcos desde helicópteros, dispararon con fuego real para reprimir a los tripulantes, a pesar de que éstos mostraron banderas blancas.

El convoy de ayuda internacional está compuesto por seis barcos, tres de ellos turcos, y transporta 10.000 toneladas de ayuda humanitaria -incluyendo materiales de construcción, equipos médicos y productos de necesidad básica-, con el objetivo de romper el bloqueo que sufre la Franja de Gaza.

Según los medios turcos, el ataque se produjo en aguas internacionales hacia las 4.00 hora local (las 3.00 de la madrugada, hora peninsular española).

Las autoridades turcas intentaron ponerse en contacto con el barco 'Mavi Marmara', pero resultó imposible. Los canales de televisión turcos mostraron imágenes en directo del ataque hasta las 5.00 hora local, pero en ese momento se cortó la conexión.

El Ministerio de Asuntos Exteriores turco trató de contactar a Israel varias veces desde la partida de la flota desde Turquía para pedir que no interfiriese en su objetivo.

Ahora se espera que la diplomacia turca de una fuerte respuesta y se abra un nuevo capítulo en las críticas relaciones entre Turquía e Israel, que se han tensado desde el ataque israelí a la franja de Gaza entre 2008 y 2009.

En Estambul, cientos de personas se concentraron ante el Consulado de Israel e intentaron penetrar en él, pero fueron obstaculizados por la policía.